Se extiende la malaria por Venezuela debido a la crisis, según la OMS

Publicado 24/04/2018 16:49:11CET

GINEBRA, 24 Abr. (Reuters/EP) -

La malaria se está expandiendo rápidamente en Venezuela, con más de 406.000 casos en 2017, un incremento del 69 por ciento respecto del año anterior y que constituye el mayor aumento en el mundo, ha anunciado este martes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los migrantes venezolanos que escapan de la crisis social y económica del país están llevando la enfermedad transmitida por un mosquito a Brasil y a otras partes de América Latina, ha señalado la agencia de la ONU, que ha instado a las autoridades a ofrecer exámenes y tratamiento sin importar la condición legal para evitar una mayor propagación.

"En América, no es sólo Venezuela. Realmente estamos reportando aumentos en un número de otros países. En Venezuela sí hay una preocupación significativa, la malaria se está incrementando y se está incrementando de una manera muy preocupante", ha señalado Pedro Alonso, director del programa global de malaria de la OMS, en una rueda de prensa.

Venezuela está sumida en una crisis económica con hiperinflación, escasez de alimentos y medicamentos y en un quinto año de recesión, de la que el gobierno del presidente Nicolás Maduro culpa a la hostilidad occidental y a la caída de los precios del petróleo.

Funcionarios venezolanos reportaron 240.613 casos de malaria en 2016, muchos en el estado de Bolívar, fronterizo con Guyana, con 280 muertes estimadas, según la OMS. La estimación del 2017 ha saltado a 406.000 casos, cinco veces más alta que en 2013.

"Lo que estamos viendo ahora es un incremento masivo, probablemente llegando a cerca de medio millón de casos por año. Estos son los mayores incrementos reportados en cualquier lugar del mundo", ha apuntado Alonso.

La falta de recursos y campañas ineficientes contra la malaria son las responsables, según Alonso. La OMS y la Organización Panamericana de la Salud están trabajando con las autoridades venezolanas para abordar la situación, ha agregado.

"De hecho, debido al movimiento de la población estamos viendo casos entre migrantes venezolanos apareciendo en otros países, desde luego Brasil. Pero también en Colombia, en Ecuador y en varios otros lugares", ha añadido Alonso.

El funcionario ha pedido un esfuerzo renovado a los países que rodean Venezuela para asegurar un diagnóstico adecuado y un tratamiento gratuito para quien solicite atención médica.

La campaña global contra la enfermedad potencialmente fatal se ha detenido por primera vez en una década, con una reversión de los avances hechos en algunos países, dijo la OMS en noviembre pasado.

La malaria infectó a unas 216 millones de personas en 91 países en 2016, provocando el fallecimiento de 445.000, con el 90 por ciento de los casos y muertes en el África subsahariana, según la organización.