Variaciones en la microbiota placentaria, relacionadas con el nacimiento prematuro

Parto, nacimiento, paritorio, recién nacido
PIXABAY - Archivo
Publicado 21/05/2018 7:49:33CET

   MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo de investigadores de Reino Unido ha encontrado un excedente de bacterias patógenas en placentas de nacimientos prematuros, lo que respalda la hipótesis de que la infección materna puede causar un nacimiento prematuro. La investigación se publica en 'Applied and Environmental Microbiology', una revista de la Sociedad Americana de Microbiología.

   El estudio fue una investigación de bacterias en muestras placentarias tanto pretérmino como sanas. Los científicos de este trabajo también encontraron evidencia de bacterias placentarias en embarazos sanos, lo que va en contra de la sabiduría convencional.

   Las muestras provienen del 'Baby Bio Bank' en Londres, Reino Unido, que está disponible para su uso por investigadores de todo el mundo. Las muestras, de más de 250 mujeres, incluyeron algunos partos prematuros (menos de 37 semanas de gestación). Los investigadores también tomaron muestras de control del medio ambiente para distinguir la contaminación potencial de las bacterias que habían estado presentes durante el embarazo.

   "Hubo una clara diferencia en los tipos de bacterias observadas en la placenta, dependiendo de si [el bebé] fue traído al mundo por cesárea o vaginalmente", dice la autora Lydia J. Leon, del 'University College London', en Londres, Reino Unido. Sin embargo, muchas de esas diferencias pueden reflejar la contaminación recogida durante el parto en lugar de las bacterias presentes en la placenta antes del parto, según el informe.

MÁS BACTERIAS PATÓGENAS EN PLACENTAS DE MUJERES CON PARTO PREMATURO

   "Observamos un mayor número de bacterias patógenas conocidas, como 'Mycoplasma' y 'Ureaplasma', en la placenta de mujeres que tuvieron un parto prematuro espontáneo, lo que respalda la asociación largamente observada entre la infección materna y el parto prematuro", señala Leon.

   Y añade: "Se han detectado previamente como patógenos intrauterinos oportunistas, altamente correlacionados con la incidencia de partos prematuros y abortos espontáneos". Pero advierte que "gran parte de la señal observada, como en muchos estudios de microbioma, puede ser por contaminación durante la recolección de muestras y los procedimientos experimentales". Estas posibles contaminaciones se habían identificado y eliminado del análisis, según el informe.

   El nacimiento prematuro se asocia con discapacidades psicológicas y físicas y es la principal causa de morbilidad y mortalidad infantil en todo el mundo. Se sabe que la infección es una causa importante de nacimiento prematuro espontáneo y las investigaciones recientes han implicado variaciones en el microbioma placentario con riesgo de parto prematuro. "Nuestra comprensión del nacimiento prematuro espontáneo es relativamente limitada. Esa fue la motivación para la investigación", cuenta Leon.

   "Los avances recientes en técnicas genéticas han hecho que la exploración de todas las especies bacterianas en un solo tejido sea mucho más fácil, sin la necesidad de cultivar bacterias individuales una por una --concluye Leon--. Si comprendemos mejor la participación de las bacterias durante el embarazo, podemos desarrollar un tratamiento más específico para evitar el nacimiento prematuro y salvar vidas".

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.