UE

Alemania confirma que pepinos orgánicos de Almería y Málaga están en el origen de la bacteria intestinal

Actualizado 26/05/2011 21:40:14 CET

Bruselas confirma que en España no se han registrado casos porque las empresas implicadas se dedican exclusivamente a la exportación

BRUSELAS, 26 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno alemán ha informado a la Comisión Europea y al resto de Estado miembros de que han identificado que pepinos orgánicos procedentes de las provincias andaluzas de Almería y Málaga constituyen "una de las fuentes" del brote de bacteria intestinal 'escherichia coli' que ha afectado al norte del país.

"Las autoridades españolas están centrando sus esfuerzos en identificar el lugar exacto de la producción de pepinos orgánica en cuestión", ha confirmado la Comisión Europea en un comunicado tras la notificación recibida de Alemania.

Las autoridades alemanas siguen investigando "otras fuentes potenciales" del brote de bacteria, incluida "una tercera partida de pepinos sospechosos producidos en Países Bajos y comercializados en Alemania" que está siendo analizada.

La bacteria intestinal 'escherichia coli' ha afectado a más de 200 personas y provocado la muerte de dos personas en Alemania, según datos del Ejecutivo comunitario. Cerca de siete de cada diez casos confirmados afecta a mujeres.

CINCO PAÍSES AFECTADOS POR AHORA

Además de Alemania, Suecia ha notificado diez casos registrados en su país, Dinamarca ha informado de cuatro casos, Reino Unido de tres en su territorio y Países Bajos ha notificado un caso.

Bruselas ha confirmado que el brote afecta "principalmente" a la región alemana de Hamburgo, mientras que la mayor parte de los casos registrados fuera de Alemania afectan sobre todo a ciudadanos alemanes que se encuentran visitando los otros Estados miembros afectados por el brote de bacteria o extranjeros de visita en Alemania.

Fuentes comunitarias han confirmado a Europa Press que no se han registrado casos de personas afectadas en España porque "las empresas implicadas se dedican exclusivamente a la exportación y no operan en el mercado doméstico", aunque no han querido desvelarlas.

El Ejecutivo comunitario ha pedido a los ciudadanos de la Unión que hayan visitado "recientemente" el país germano y padecen diarrea con sangre que acudan al médico para descartar que no tengan el virus de la bacteria.

Bruselas mantiene contactos con las autoridades germanas y la agencia europea de prevención y control de enfermedades (AEPC) para conocer los últimos datos y por si hubiera que activar el sistema de alerta europeo por contaminación de alimentos, "lo que no es el caso por el momento", ha explicado en rueda de prensa el portavoz de Salud y Protección al Consumidor, Frédèric Vincent.

Alemania informó a principios de semana al Ejecutivo comunitario y a los Estados miembros de la aparición del brote y actualizó la información el miércoles.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter