Todas las imagenes médicas serán analizadas primero por una máquina en diez años

Simposio sobre imagen cardíaca de la Fundación Ramón Areces y la SEIC
FUNDACIÓN RAMÓN ARECES
Publicado 14/06/2018 17:24:45CET

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Se calcula que en menos de 10 años todas las imágenes médicas serán analizadas por una máquina antes de que el especialista en imagen aporte su diagnóstico, según ha asegurado Roberto Lang, director de Imagen en Cardiología de la Universidad de Chicago, durante un simposio internacional sobre avances en imagen cardíaca diagnóstica, organizado por la Fundación Areces en colaboración con la Sociedad Española de Imagen Cardíaca (SEIC).

En este encuentro científico, donde se ha puesto al día el estado actual de estas técnicas con la presencia de expertos en imagen cardiovascular de Europa, Estados Unidos, Latinoamérica y España, Lang se ha preguntado si, en un futuro, desaparecerá el experto en imagen médica y será sustituido por una máquina de diagnóstico inteligente.

"La posibilidad de enseñar a las máquinas a diagnosticar y aprender a hacer este trabajo automáticamente mediante el uso de la inteligencia artificial puede tener un impacto tremendo en el diagnóstico en medicina y específicamente en Cardiología", ha expresado el doctor Roberto Lang.

Los expertos reunidos en este simposio también han insistido en cómo cada vez más los pacientes de cáncer terminan sufriendo cardiopatías asociadas a sus tratamientos. "El cuidado de pacientes oncológicos ha experimentado un cambio muy importante en los últimos años. Los progresos en el diagnóstico y tratamiento precoz de la enfermedad han permitido aumentar la supervivencia de forma significativa pero, como contrapartida, el uso de agentes antitumorales ocasiona daños en el sistema cardiovascular", ha destacado el doctor Miguel Ángel García Fernández, catedrático de imagen Cardíaca de la Universidad Complutense

Por su parte, el doctor Juan Carlos Plana, del Baylor College College of Medicine, ha asegurado que estas técnicas juegan "un papel prioritario" en el diagnóstico precoz para detectar la afectación cardíaca de los enfermos oncológicos. "Es necesario que se creen Unidades Cardioncológicas para conseguir un rápido diagnóstico y tratamiento de este importante grupo de pacientes", ha reclamado.

LOS ULTRASONIDOS, ENTRE LOS GRANDES AVANCES

Durante este simposio celebrado en la Fundación Ramón Areces también se ha puesto de manifiesto que la democratización de la imagen médica pasa por los ultrasonidos. Los expertos que han participado en este encuentro se han referido a esta técnica como "el avance con más impacto en la asistencia sanitaria de los últimas décadas".

"En los últimos años, han surgido equipos cada vez mas pequeños y menos costosos que hacen que las técnicas de imagen salgan de su utilización específica de grandes especialidades como la Radiología y la Cardiología para integrarse en el diagnóstico de la rutina en Medicina. La aparición de equipos de ultrasonido de muy bajo costo es uno de los avances más importantes en la historia de la medicina, equiparable a la aparición del microscopio", ha comentado el también coordinador del simposio, Miguel Ángel García Fernández.

Sin embargo, ha puntualizado que surgen "grandes posibilidades y también grandes retos". Así, ha lanzado algunas de las preguntas a las que habrá que dar respuesta en los próximos años: "¿Cómo organizar la formación y evitar que surjan malas prácticas con repercusión en la atención al paciente? ¿Quién debe controlar una adecuada formación? ¿Cuáles son los niveles de competencia que se deben adquirir? ¿Puede aumentar la mala práctica por su uso indiscriminado?".

EXPEDICIÓN PARA ESTUDIAR EL CORAZÓN DE LOS SHERPAS

En el marco de este simposio internacional, se ha presentado una próxima expedición a Pakistán que tendrá como objetivo analizar las especiales condiciones del corazón de la comunidad sherpa. Varios integrantes de la Sociedad Española de Imagen Cardíaca viajarán el 20 de julio a la cordillera Karakórum para realizar un estudio de imagen y cardiogenético en mujeres y valorar las características que pudiesen explicar su especial comportamiento en las alturas.

Éste se llevará a cabo en Hushé, una aldea de unas 1500 personas, situada a 3.200 metros de altitud en el valle del mismo nombre, en la zona más remota de la cordillera más agreste del planeta.

"Queremos determinar aquellas características genotípicas y fenotípicas que les confieren su gran capacidad de adaptación al frío y la altitud", ha detallado García Fernández, codirector de este proyecto con el alpinista Sebastián Alvaro. Igualmente, y aprovechando el entrenamiento específico y técnico del alpinismo, van a valorar si existen diferencias inter-sexos en la adaptación a la altura desde el punto de vista genético y funcional o si desde el punto de vista cardiogénico existe igualdad entre ellos.

"El objetivo es dejar científicamente demostrado que las diferencias en el comportamiento y respuesta a la altitud, es decir a la hipoxia por falta de presión, no está marcado por diferencias inter-sexos y que corresponden fundamentalmente a conceptos socioculturales", ha concluido el doctor García Fernández.