Ingresan 80.000 enfermos al año

La telemedicina combinada con la educación reduce un 68% las hospitalizaciones de pacientes con insuficiencia cardiaca

Actualizado 01/04/2011 13:22:24 CET

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

La mayoría de estudios de telemedicina únicamente abordaban la medición diaria de constantes vitales desde el hogar del paciente con insuficiencia cardiaca (IC), pero gracias al proyecto CARME (Catalan Remote Management Evaluation) se ha mejorado la vida del enfermo, reduciendo, a partir de elementos educativos, el número de hospitalizaciones en un 68 por ciento y en un 73 por ciento los días de ingreso de estas personas.

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha advertido de que la IC afecta a más de 1,2 millones de españoles, un colectivo que debería ser atendido en unidades especializadas que dispusieran de asistencia médica, psicológica y social. No obstante, en España sólo hay 73 unidades de IC, lo que no permite dar asistencia a todos los enfermos y resulta más complicado aún para aquellos que viven lejos de las grandes ciudades o no pueden desplazarse por razones de dependencia, edad o barreras arquitectónicas, entre otros motivos.

Para constituir el proyecto CARME, el Hospital Universitari Germans Trias i Pujol de Badalona, el Institut Català de la Salut y la Universitat Autònoma de Barcelona analizaron a 92 pacientes con insuficiencia cardiaca crónica. Todos ellos recibieron videos educativos y cuestionarios interactivos a través del televisor de su domicilio. Así, en un brazo del estudio, además, los pacientes (44) pudieron disponer de aparatos de automedición de constantes vitales, que se transmitían automáticamente al ordenador del hospital. Los datos demográficos y las características clínicas de los pacientes fueron similares en los dos grupos.

Se compararon las hospitalizaciones y la duración de los ingresos en los doce meses previos a la inclusión en el estudio con los producidos durante los doce meses del periodo de seguimiento con el uso de telemedicina combinada con el programa educativo. Además, se realizaron evaluaciones de la calidad de vida y valoraciones de la funcionalidad del sistema en el momento de la inclusión y durante el siguiente año.

"Contra más conocimientos se les ofrezcan a los pacientes de IC sobre su enfermedad, más posibilidades existirán de que puedan reconocer precozmente los síntomas de una descompensación y cuiden de sí mismos, avisando a su médico a tiempo antes de que las consecuencias sean más graves", ha indicado el miembro de la SEC y jefe de la Unidad de Insuficiencia Cardiaca del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, el doctor Josep Lupón.

La insuficiencia cardiaca es la incapacidad del corazón de bombear sangre a un volumen adecuado para mantener las necesidades del cuerpo humano, generando con frecuencia dificultad respiratoria. Se trata de una enfermedad de mal pronóstico y con una elevada tasa de hospitalización y reingresos (80.000 al año). Es conocido que los pacientes con IC tienen mermada su calidad de vida por múltiples motivos (limitaciones dietéticas, efectos adversos de múltiples medicaciones o socialización limitada a causa de los síntomas).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter