Las técnicas de imagen, clave en la evaluación de lesiones en los JJOO

Juegos Olimpicos
FACEBOOK
Publicado 26/02/2018 7:36:35CET

   MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Los Juegos Olímpicos brindan a los atletas de élite una oportunidad de triunfo deportivo, pero también conllevan el riesgo de lesiones. Cuando se producen lesiones, es crítico que sean evaluadas rápidamente, por lo que los servicios de imágenes in situ desempeñan un papel importante en el tratamiento de atletas olímpicos con lesiones y trastornos relacionados con los deportes, según un nuevo estudio publicado en la edición digital de la revista 'Radiology'.

   "Los Juegos Olímpicos de Verano se consideran el evento deportivo más importante del mundo. Los atletas que compiten se encuentran en la cima de sus carreras y han entrenado y practicado durante años para poder participar en los juegos a un alto nivel", señala el autor principa, Ali Guermazi, profesor y vicepresidente del Departamento de Radiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, en Boston, Massachusetts, Estados Unidos, y radiólogo musculoesquelético en el Centro Médico de Boston.

   "Desafortunadamente, estos atletas de élite corren el riesgo de sufrir lesiones y los equipos médicos en el lugar harán lo que sea para garantizar una vuelta rápida a la competición o para iniciar las medidas apropiadas a la luz de lesiones más graves", explica este experto.

   Los Juegos Olímpicos de Verano 2016 de Río de Janeiro atrajeron a más de 11.000 atletas de 206 países diferentes. Durante los juegos, se realizaron un total de 1.015 exámenes radiológicos en atletas participantes.

   "Las imágenes son fundamentales para determinar si un atleta lesionado puede volver a la competición --subraya el doctor Guermazi--. La ausencia anticipada de la competencia o el entrenamiento a menudo se basa en los hallazgos en las imágenes. En los casos de lesiones graves, las imágenes ayudarán aún más a determinar el mejor enfoque terapéutico".

   Guermazi y sus colegas se propusieron describir la aparición de lesiones relacionadas con el estrés vinculado con los deportes, las fracturas y los trastornos musculares y de los tendones, y documentar el uso de las imágenes con rayos X, ultrasonido y resonancia magnética. "Deseamos dilucidar aún más los tipos de lesiones en las que incurren los atletas, como lo reflejan las imágenes, y también enfatizar las tasas de utilización de los servicios de imágenes durante los Juegos Olímpicos", explica.

   Los investigadores recogieron y analizaron los datos de exámenes de imágenes, los categorizaron según el sexo, la edad, el país del participante, el tipo de deporte y la parte del cuerpo. Los resultados mostraron que se produjeron 1.101 lesiones en 718 de los 11.274 atletas. De los 1.015 exámenes por imágenes realizados, 304 (30 por ciento) fueron rayos X, 104 (10,2 por ciento) fueron ultrasonidos y 607 (59,8 por ciento) fueron resonancias magnéticas.

   "La relevancia de las imágenes se enfatiza por el hecho de que se solicitó una gran cantidad de exámenes de imágenes avanzados, con MRI [imágenes de resonancia magnética] que comprende casi el 60 por ciento de todas las imágenes realizadas para el diagnóstico de lesiones relacionadas con los deportes", dice Guermazi.

LA MAYORÍA DE PRUEBAS SE HACEN EN ATLETISMO

   Los atletas de Europa se sometieron a la mayoría de los exámenes con 103 radiografías, 39 ultrasonidos y 254 resonancias magnéticas, pero --excluidos 10 atletas categorizados como refugiados-- los atletas de África tuvieron la tasa de utilización más alta (14,8 por ciento). Entre los deportes, la gimnasia (artística) tuvo el mayor porcentaje de atletas que utilizaron imágenes (15,5 por ciento), seguido de Taekwondo (14,2 por ciento) y voleibol de playa (13,5 por ciento). El atletismo tuvo la mayoría de los exámenes (293, entre ellos 53 rayos X, 50 ultrasonidos y 190 resonancias magnéticas).

   "En algunos deportes, como el voleibol de playa o el Taekwondo, la alta tasa de utilización fue algo inesperado --reconoce Guermazi--. Estas cifras pueden ayudar a planificar servicios de imágenes para eventos futuros y también a analizar más por qué algunos deportes tienen un mayor riesgo de lesiones y cómo estas lesiones pueden posiblemente prevenirse".

   La extremidad inferior fue la ubicación más común de las lesiones relacionadas con los deportes representadas por imágenes en general y la toma de imágenes de las extremidades inferiores fue el examen más común. La segunda ubicación más común fue la extremidad superior.

   Entre las lesiones musculares, el 83,9 por ciento afectó a los músculos de las extremidades inferiores. Los deportes más propensos a las lesiones musculares fueron el atletismo, el fútbol y el levantamiento de pesas. El atletismo también representó el 34,6 por ciento de todas las lesiones del tendón.

   El 84 por ciento de las lesiones por estrés se observaron en las extremidades inferiores. Las lesiones por estrés se vieron con mayor frecuencia en atletismo, voleibol, gimnasia artística y esgrima; las fracturas eran más frecuentes en atletismo, hockey y ciclismo, y casi la mitad fueron fracturas de extremidades superiores.

   "Se observaron dos picos de utilización de imágenes en los días quinto y duodécimo de los juegos --señala Guermazi--. Esto probablemente corresponda con el momento en que se realizan los eventos de judo y atletismo, y ambos deportes muestran altas tasas de utilización proporcional. Estos hallazgos ayudarán a planificar una mayor disponibilidad de servicios de imágenes durante esos picos esperados".

   "En general, se utilizaron las imágenes para ayudar a diagnosticar lesiones relacionadas con el deporte en el 6,4 por ciento de los atletas que compiten en los Juegos Olímpicos. La alta utilización de ultrasonido y MRI implica que los organizadores de los futuros programas olímpicos deben garantizar una amplia disponibilidad de estas imágenes. Las imágenes siguen siendo cruciales para establecer diagnósticos rápidos y relevantes que ayuden a tomar decisiones médicas durante estos eventos", concluye Guermazi.