Las tasas de mortalidad por ictus disminuyen en general en Europa

Cerebro
FLICKR/WYINOUE - Archivo
Publicado 16/08/2018 7:54:36CET

   MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Las muertes por afecciones que afectan el suministro de sangre al cerebro, como el accidente cerebrovascular, están disminuyendo en general en Europa, pero en algunos países el declive se está estabilizando o las tasas de mortalidad están aumentando, según un estudio realizado por la Sociedad Europea de Cardiología (ESC, por sus siglas en inglés).

   La investigación, publicada este miércoles en su revista 'European Heart Journal', ha utilizado datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para examinar tendencias de mortalidad en tres tipos particulares de enfermedad cerebrovascular en Europa durante 37 años, entre 1980 y 2016: accidente cerebrovascular isquémico, accidente cerebrovascular hemorrágico y hemorragia subaracnoidea.

   Dirigidos por el doctor Nick Townsend, profesor asociado de Epidemiología de Salud Pública en la Universidad de Bath (Reino Unido), los investigadores han descubierto que en toda la región europea de la OMS para el período más reciente para el que se disponía de datos, había disminuciones significativas en las tasas de mortalidad por los tres tipos de enfermedad cerebrovascular en 33 (65%) países para hombres y mujeres. Sin embargo, hubo aumentos en tres países (6%) para hombres (Azerbaiyán, Georgia y Tayikistán) y en dos (4%) para mujeres (Azerbaiyán y Uzbekistán).

   Además, se ha producido un ligero aumento en siete países en hombres (Austria, Dinamarca, Francia, Alemania, Grecia, República Checa y Hungría) y seis países en mujeres (Austria, Bélgica, Francia, Alemania, Irlanda y Suiza). También hubo una serie de países (ocho en hombres y diez en mujeres) en los que las tasas de mortalidad no mostraron cambios en el período más reciente. Esto significa que en ambos sexos, más de un tercio de los países mostraron un freno en la disminución de las tasas de mortalidad, una estabilización o un aumento en la tendencia más reciente.

   Las tasas de mortalidad estandarizadas por edad del accidente cerebrovascular, que se ajustan para tener en cuenta las diferencias en el tamaño de la población y la estructura sociodemográfica, fueron más altas en los hombres que en las mujeres para todos los países. Por accidente cerebrovascular, eran mucho más bajos en Europa occidental que en el resto del continente.

TASAS

   En los hombres, las tasas de mortalidad en Europa occidental oscilaron entre 49 por 100.000 habitantes en Francia y 131 por 100.000 en San Marino. Por ejemplo, en el Reino Unido, la tasa de mortalidad fue de 68 por 100.000 en hombres y 65 por 100.000 en mujeres. Mientras, las tasas de mortalidad masculina fueron desde los 110 por 100.000 en la República Checa hasta los 331 en Rusia por cada 100.000.

   Durante todo el período desde 1980, más de la mitad de los países con datos disponibles tuvieron disminuciones significativas en las tasas de mortalidad estandarizadas por edad de accidente cerebrovascular isquémico (56% de los países en hombres y 51% en mujeres) y accidente cerebrovascular hemorrágico (58% y 67% de países respectivamente). Sin embargo, ocho países (19%) tuvieron aumentos en las tasas de mortalidad por accidente cerebrovascular isquémico en hombres y en nueve países (21%) en mujeres, en comparación con ninguno por accidente cerebrovascular hemorrágico.

   Aunque se produjeron disminuciones significativas en las tasas de mortalidad por hemorragia subaracnoidea en el 56 por ciento de los países para los hombres, solo lo hicieron en el 42 por ciento de los países de las mujeres. Dos países (5%) mostraron aumentos en esta condición entre los hombres y cuatro países (9%) lo hicieron para las mujeres.

   "Cuando miramos el tipo de accidente cerebrovascular y para el período más reciente para el que los datos estaban disponibles, las tendencias podrían ser bastante diferentes. Esto muestra que considerar todas las enfermedades cerebrovasculares durante todo el período esconde gran parte de la historia. En el período más reciente, hubo aumentos en el accidente cerebrovascular isquémico en ocho países entre hombres y nueve para mujeres, aumentos en accidentes cerebrovasculares hemorrágicos en tres países en hombres y uno para las mujeres, y aumentos en la hemorragia subaracnoidea en cinco países para hombres y ocho países para mujeres", explica el doctor Townsend.

   Aunque este estudio no analizó el motivo de estos cambios, apunta que es poco probable que hubiera una sola razón para la disminución general de la enfermedad cerebrovascular. Las mejoras en el tratamiento de la enfermedad, incluidos nuevos medicamentos y técnicas quirúrgicas mejoradas, desempeñaron un papel, al igual que las estrategias de prevención que alentaron a las personas a mejorar sus estilos de vida al dejar de fumar, beber menos alcohol, mejorar su dieta y realizar más ejercicio físico.

   Por otra parte, las posibles razones por las cuales las tendencias hacia tasas de mortalidad más bajas podrían estarse estabilizando o incluso aumentando en algunos países podrían incluir la creciente prevalencia de obesidad, diabetes y niveles más altos de colesterol en los últimos años.