En ‘Annals of Oncology’

Las tasas de mortalidad por cáncer de páncreas en Europa aumentarán en 2014

Recursos de gente
EUROPA PRESS
Actualizado 06/10/2014 22:25:54 CET

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El cáncer de páncreas es el único cáncer para el que se prevé que aumenten las muertes en los hombres y las mujeres en los países de la Unión Europea (UE) en lugar de disminuir en 2014 y en los años siguientes, según los datos de un estudio exhaustivo publicado este jueves en 'Annals of Oncology'. Por el contrario, los fallecimientos por cualquier otro tipo de cáncer caerán en general durante este año en Europa.

Aunque existen algunas variaciones entre sexos y países, esta investigación realizada por expertos de Italia y Suiza apunta al cáncer de páncreas como el único en el que se elevará el número de muertes. "Nuestras predicciones para 2014 confirman que las tasas de mortalidad pancreáticas siguen aumentando en general", afirma el doctor Carlo La Vecchia, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Milán (Italia).

"Este año podemos predecir que 41.300 hombres y 41.000 mujeres morirán por cáncer de páncreas, una tasa estandarizada por edad de 8 y 5,6 muertes por cada 100.000, respectivamente, lo que representa un pequeño pero constante aumento desde principios de este siglo. Entre los años 2000 y 2004, las tasas de mortalidad de la enfermedad fueron de 7,6 por 100.000 hombres y 5 por 100.000 mujeres", detalla.

A su juicio, este incremento en la tasa de mortalidad es motivo de preocupación, debido a que el pronóstico de este tumor es "sombrío", con menos del 5 por ciento de los pacientes con cáncer de páncreas que sobreviven durante cinco años tras el diagnóstico. Como tan pocos pacientes supervivientes, el aumento de los fallecimientos está muy estrechamente vinculado con el incremento de la incidencia de esta enfermedad, lo que, según este experto, hace que sea una prioridad encontrar mejores maneras de prevenir y controlar el cáncer de páncreas y avanzar en los tratamientos.

El tabaco, la obesidad, la diabetes, el alto consumo de alcohol y los antecedentes familiares de cáncer de páncreas son factores de riesgo reconocidos para esta enfermedad. "Hasta la fecha, no tenemos ningún tratamiento prometedor para el cáncer de páncreas. La prevención sigue siendo, por lo tanto, la única posibilidad, con el abandono del hábito de fumar en primer lugar, más el control del sobrepeso y la diabetes. Sin embargo, el tabaco provoca menos de un tercio de todos los casos de cáncer de páncreas y todas las otras causas juntas representan otro 10 por ciento. Hay que trabajar más para descubrir otras posibles causas", destaca el profesor de La Vecchia.

El estudio predice que 742.500 hombres y 581.100 mujeres morirán de cáncer en 2014 en los 27 países de la UE. Aunque los números absolutos reales han crecido en comparación con 2009 (año del que se dispone de datos de mortalidad de la Organización Mundial de la Salud para la mayoría de los países de la UE), debido al creciente número de personas de edad avanzada, la tasa (estandarizada por edad por 100.000 habitantes) de personas que mueren de la enfermedad ha disminuido de 148,3 hombres y 89,1 mujeres por 100.000 en 2009 a 138,1 muertes y 84,7 por 100.000, según los pronósticos para 2014.

Por lo tanto, desde 2009 ha habido una caída del 7 por ciento entre los hombres y del 5 por ciento en el caso de las mujeres. "Nuestras predicciones para 2014 confirman las tendencias favorables generales de la mortalidad por cáncer en la UE y se traducen en una disminución global del 26 por ciento en los hombres desde el pico de fallecimientos por cáncer en 1988 y una caída del 20 por ciento en las mujeres. Cuando comparamos las tasas de 2014, momento en el hay más personas de edad avanzada que en 1988, hemos evitado un importante aumento en las tasas de mortalidad, con más de 250.000 muertes evitadas este año", subraya La Vecchia.

El estudio analizó las tasas de cáncer en los 27 estados miembros de la UE en 2007 y en los seis países más grandes, Francia, Alemania, Italia, Polonia, España y Reino Unido, para todos los tipos de cáncer y, de forma individual, de estómago, intestinos, páncreas, pulmón, próstata, mama, útero (incluyendo cuello uterino) y leucemias. Se trata del cuarto año consecutivo que estos investigadores publican las predicciones de muertes por cáncer en la UE, centrándose específicamente en esta ocasión en el cáncer de páncreas debido a sus tendencias desfavorables.

SUBEN LAS MUERTES POR CÁNCER DE PULMÓN EN MUJERES

En los hombres, las tasas correspondientes a los tres principales tipos de cáncer (de pulmón, colorrectal y de próstata) han caído un 8, 4 y 10 por ciento, respectivamente, desde el año 2009. En las mujeres, las tasas de mortalidad por cáncer de pecho colorrectal se reducirán en un 9 y un 7 por ciento, respectivamente, pero las tasas de mortalidad por cáncer de pulmón se incrementarán en un 8 por ciento.

"Las muertes entre los hombres son un 63 por ciento más altas que en las mujeres, pero están bajando más rápido, debido principalmente al historial de los diferentes patrones de tabaquismo en ambos sexos. El cáncer de pulmón en los hombres alcanzó su punto máximo a finales de 1980 y ha ido disminuyendo desde entonces, mientras que las tasas de el cáncer de pulmón sigue aumentando en las mujeres, puesto que las generaciones de mujeres que comenzaron a fumar en los años 1960 y 1970 están empezando a desarrollar cáncer de pulmón. Así, el cáncer de pulmón se convertirá en la primera causa de muerte en las mujeres europeas en los próximos años, superando el cáncer de mama", alerta el principal investigador.

La caída en el cáncer colorrectal en hombres y mujeres es en gran parte debido a la detección, el diagnóstico precoz y la eliminación de los adenomas con la colonoscopia, además de las mejoras en el tratamiento. Para el cáncer de próstata, la razón principal de la caída en las tasas de mortalidad es por avances en la gestión y el tratamiento, con un posible papel de la detección y el diagnóstico precoz, mientras en el caso del cáncer de mama, la dismunición se debe a una mejor gestión y un mejor tratamiento, pero la detección y el diagnóstico precoz también han tenido un impacto, según los autores.

"Además de la aplicación de medidas de control del tabaco, esencialmente el aumento de los impuestos, los gobiernos nacionales y los responsables políticos de la UE deben garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a la mejor detección, el diagnóstico y el tratamiento, incluidos los de Europa central y oriental, donde todavía se observan retrasos importantes y donde las tasas de mortalidad por cáncer tienden a ser más altas", subraya el coautor Fabio Levi, Jefe de la Unidad de Epidemiología del Cáncer en el Instituto de Medicina Social y Preventiva del Centro Hospitalario Universitario de Vaud y de la Universidad de Lausana, en Suiza.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter