Estudio Revista 'Jama'

La talidomida mejora la remisión de la enfermedad de Crohn en niños y adolescentes

Actualizado 07/10/2014 8:09:22 CET

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Entre los niños y adolescentes con enfermedad de Crohn que no responde al tratamiento, el uso del fármaco talidomida resultó en una mejor remisión clínica después de ocho semanas de tratamiento en comparación con el placebo, según un estudio que aparece en la edición de este miércoles de la revista 'JAMA'.

Se estima que 1,2 millones de personas en Europa y más de medio millón en Estados Unidos tienen la enfermedad de Crohn, una patología inflamatoria crónica que afecta al sistema digestivo. Su incidencia está aumentando a nivel mundial y alrededor del 25 por ciento de las personas con esta condición desarrollan síntomas cuando son niños, siendo estos casos generalmente más severos que los del adulto.

La resistencia o intolerancia al tratamiento es común en niños con enfermedad de Crohn, con un máximo de aproximadamente el 18 por ciento de los casos que requieren cirugía a los cinco años tras la aparición de la patología, según la información de respaldo del artículo. La talidomida es un fármaco utilizado para el tratamiento de enfermedades inflamatorias de la piel y las membranas mucosas.

La doctora Marzia Lazzerini, del Instituto de Salud Materno Infantil en Trieste, Italia, y sus colegas evaluaron la eficacia y los efectos adversos de la talidomida en la remisión clínica en niños y adolescentes con enfermedad de Crohn refractaria (que no responde al tratamiento). El estudio incluyó a 56 niños y se llevó a cabo desde agosto de 2008 hasta septiembre de 2012 en seis centros de atención pediátrica en Italia.

Los niños fueron asignados al azar a talidomida o placebo una vez al día durante ocho semanas y los resultados midieron la reducción en el Índice de Actividad de la Enfermedad de Crohn Pediátrica (PCDAI, en sus siglas en inglés). Los pacientes que no respondieron a placebo recibieron talidomida durante otras ocho semanas y los que respondieron continuaron recibiendo talidomida durante un mínimo adicional de 52 semanas.

Los investigadores encontraron que la remisión clínica se logró más en niños tratados con talidomida (13/28 [ 46,4 por ciento] frente a 3/26 [11,5 por ciento]). Las respuestas no fueron diferentes a las cuatro semanas, pero se observó una mayor mejora a las ocho semanas en el grupo de la talidomida, además de que entre los que no respondieron al placebo que comenzaron a recibir la talidomida, 11 de 21 (52,4 por ciento), posteriormente alcanzaron la remisión en la semana ocho.

En total, 31 de los 49 niños tratados con talidomida (63,3 por ciento) llegaron a la remisión clínica y 32 de 49 (65,3 por ciento) alcanzaron el 75 por ciento de respuesta. La duración media de la remisión clínica en el grupo de talidomida fue de 181 semanas frente a 6,3 semanas en el grupo placebo, unos hallazgos que, según los autores de la investigación, requieren replicación para determinar definitivamente la utilidad de este tratamiento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter