Riesgo acumulativo

El tabaquismo pasivo, relacionado con aborto involuntario, muerte y riesgo de embarazo ectópico

Actualizado 01/06/2017 10:15:48 CET

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El tabaquismo pasivo está vinculado a un aumento significativo del riesgo de embarazo con aborto involuntario, muerte y ectópico, según han detectado los autores de un gran estudio observacional, publicado en la edición digital de 'Tobacco Control'. El riesgo parece ser acumulativo, con un riesgo aumentado de forma paralela a la duración de la exposición al humo de segunda mano.

   Es bien sabido que fumar durante el embarazo aumenta significativamente el riesgo de aborto espontáneo y complicaciones en el parto, pero está menos claro si el tabaquismo pasivo ejerce efectos similares y si hay periodos particularmente críticos de exposición al humo de segunda mano. Estos científicos lo estudiaron basándose en datos históricos de una gran muestra de más de 80.000 mujeres que habían pasado por la menopausia y que formaban parte de un estudio sobre la salud de las mujeres.

   Un poco más de 5.000 de las participantes (6,3 por ciento) eran fumadores en la actualidad, poco menos de 35.000 (43 por ciento) habían fumado en el pasado al menos 100 cigarrillos y un poco menos de 41.000 (50,6 por ciento) nunca habían fumado, pero todas ellas habían estado embarazadas al menos una vez. A continuación, el grupo de las no fumadoras se clasificó de acuerdo con el nivel de humo de segunda mano al que habían estado expuestas en la infancia, en la edad adulta en el hogar y en el trabajo.

   Los resultados del embarazo mostraron que casi una de cada tres de toda la muestra (32,6 por ciento o un total de 26.307 ) dijeron que habían tenido un aborto al menos una vez. Un total de 3.552 (4,4 por ciento) habían dado a luz a un bebé sin vida, mientras que 2.033 ( 2,5 por ciento) habían tenido un embarazo ectópico tubárico.

   Las mujeres más jóvenes y/o con más formación tenían menos probabilidades de sufrir un aborto o tener complicaciones en el parto, mientras las mujeres de color y de minorías étnicas y aquellas con sobrepeso eran más propensas a sufrir estas condiciones. Las que nunca habían fumado tenían menos probabilidades de sufrir un aborto, tener un hijo nacido muerto o un embarazo ectópico que las fumadoras actuales o que fumaron en el pasado, según los datos.

   En comparación con las no fumadoras, las mujeres que habían fumado alguna vez durante sus años reproductivos eran un 16 por ciento más propensas a sufrir un aborto; presentaban un 44 por ciento más de probabilidades de tener un hijo que naciera muerto y un 43 % más de posibilidades de tener un embarazo ectópico.

Estas asociaciones también fueron evidentes para las no fumadoras que habían respirado el humo del cigarrillo de otras personas en comparación con las no fumadores que no habían inhalado humo, de forma que cuanto más largo fue el tiempo de exposición, mayor era el riesgo de las no fumadoras.

Las que experimentaron los niveles más altos de exposición de por vida, incluyendo más de 10 años como niña o más de 20 años como un adulto en casa o más de 10 años en el lugar de trabajo tenían un 17 por ciento más de riesgo de sufrir un aborto, un 55 por ciento más de dar a luz a un niño muerto y un 61 por ciento más de tener un embarazo ectópico.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter