El tabaco es el responsable de casi 8 millones de muertes por cáncer en todo el mundo

Cigarro
PIXABAY - Archivo
Publicado 28/05/2018 13:54:26CET

   MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

   La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) ha avisado, con motivo de la celebración, el próximo 31 de mayo, del Día Mundial sin Tabaco, que el hábito tabáquico es el responsable de casi 8 millones de muertes por cáncer en todo el mundo.

   Y es que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 1,1 billones de personas fuman tabaco y, aunque tradicionalmente había más varones fumadores, el consumo de cigarrillos en las mujeres ha aumentado de forma progresiva en los últimos años.

   Además, y pese a que el número de nuevos casos de cáncer de pulmón en los varones alcanzó su punto "más elevado" a finales de 1980, disminuyendo desde entonces de forma progresiva hasta alcanzar los 36 casos por cada 100.000 hombres al año en los países de la Unión Europea, en las mujeres, las tasas se han incrementado durante estos últimos años, siendo la tasa actual de alrededor de 14 casos por cada 100.000 mujeres.

   En este punto, SEOM ha insistido en que el hábito de fumar sigue siendo el responsable del mayor número de muertes por cáncer en la Unión Europea y, de hecho, el 70 por ciento de los casos de cáncer de pulmón pueden atribuirse directamente al tabaco.

   “Desde SEOM destacamos que pese a los importantes logros conseguidos en las últimas décadas con respecto a la concienciación sobre el efecto protumoral del tabaco. Este sigue siendo responsable de casi 8 millones de muertes por cáncer en el mundo”, ha recalcado la presidenta de la organización, Ruth Vera.

   En concreto, el tabaco participa como agente causal en el cáncer de pulmón, cavidad oral, faringe, laringe, esófago, estómago, cuello de útero, vejiga, intestino (colon y recto), riñón, páncreas y próstata, además de la leucemia mieloide aguda.

   Además, se estima que el efecto carcinógeno del tabaco se asocia al 16-40 por ciento de los casos de cáncer en general, de ahí que el hecho de no fumar se considere en la actualidad como la mejor medida preventiva frente al cáncer. El tabaco es responsable directo de cuatro de cada cinco de los cánceres de pulmón, pero no solo causa cáncer de pulmón, sino otras tumores, así como enfermedades respiratorias y cardiocirculatorias.

   En España se estiman cerca de 30.000 casos de cáncer de pulmón al año pudiendo alcanzar los 34.000 casos anuales dentro de 20 años, lo cual da una idea de la enorme magnitud de este problema sanitario. A nivel mundial, se estima para el año 2035 una incidencia de 3.328.918 nuevos casos de cáncer de pulmón si no se reduce aún más el consumo de tabaco.

LOS PROGRESOS EN EL TRATAMIENTO DEL TABAQUISMO SE ESTÁN ACELERANDO

   En este sentido, SEOM ha recordado que el 20 de mayo de 2016 entró en vigor la 'Directiva Europea sobre Productos del Tabaco y Productos Relacionados' que fue aprobada por el Consejo de Ministros de la Unión de Europea en 2014 y que prohíbe los cigarrillos y el tabaco de liar con aromas característicos; y obliga a la industria tabacalera a informar a los estados miembros sobre los ingredientes utilizados en sus productos.

   Asimismo, exige que se incluyan advertencias sanitarias en los envases de los productos del tabaco y los productos relacionados. Estas alertas deben cubrir el 65 por ciento del paquete; prohíbe los elementos promocionales o engañosos sobre los productos del tabaco; y obliga a los fabricantes a notificar, con una antelación de seis meses, los nuevos productos de tabaco, antes de introducirlos en el mercado de la UE, entre otras medidas.

   “La aprobación de la Ley 28/2005, constituyó un avance importante en la dirección marcada por los organismos internacionales, y los diversos desarrollos que en este campo se están produciendo en todas las comunidades autónomas constituyen la garantía de que los progresos en el campo del tratamiento del tabaquismo se están acelerando, pero aún no son suficientes”, ha declarado Vera.

   Dicho esto, ha recordado que existe un "absoluto" consenso en señalar que sólo mediante la combinación de todas las medidas mencionadas, será posible conseguir una disminución significativa de la prevalencia del tabaquismo.

   Finalmente, SEOM ha alertado de que actualmente no se pueden excluir los riesgos para la salud asociados al uso intencionado de los cigarrillos electrónicos, aunque no contengan nicotina. Se trata de dispositivos que, a su juicio, incitan al acto de fumar de la misma manera que el tabaco al realizar el mismo ritual en las mismas circunstancias sociales, por lo que pueden tener el efecto contrario impidiendo el cese definitivo de su consumo, manteniéndose la adicción psicológica, y evitando las restricciones establecidas por la Ley Antitabaco vigente en España.

    "Desde SEOM queremos insistir en que nunca es tarde para dejar el hábito tabáquico. Existen diversas opciones que pueden ayudar a dejar de fumar: incluyendo la medicación específica para la deshabituación; aunque en ocasiones una motivación adecuada y una correcta información puede ser lo único necesario para dejar de fumar. Los beneficios de dejar de fumar empiezan desde el primer día y a los 10 años de haber abandonado el tabaco el riesgo de morir por un cáncer de pulmón se reduce a la mitad", ha zanjado.