La supervivencia de los pacientes con cáncer en España es dos puntos superior a la media europea, según un experto

Actualizado 28/11/2008 19:11:19 CET

Más de 200 expertos participan en el 'Oncoforum 2008' para actualizar conocimientos y revisar avances en terapias biológicas

VALENCIA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

La supervivencia de los pacientes con cáncer en España es dos puntos superior a la media europea, concretamente el porcentaje se sitúa en un 52-53 por ciento, mientras que en Europa es de un 50 por ciento, según explicó el jefe de Servicio de Oncología Médica del Instituto Valenciano de Oncología (IVO), Vicente Guillem.

Guillem se refirió en estos términos en rueda de prensa para presentar el 'Oncoforum 2008', promovido por Roche Farma y que se celebra hoy y mañana en Valencia, junto con el vicepresidente de la Sociedad Española de Oncología Médica, Emilio Alba. En este simposio participarán más de 40 ponentes y están inscritos unos 200 expertos con el objetivo de actualizar conocimientos y revisar los avances médico-científicos en terapias biológicas para tratar esta patología.

El cáncer es la segunda causa de mortalidad en Europa, de hecho una de cada tres personas sufrirá la enfermedad a lo largo de su vida. Así, los expertos estiman que en 2020 los casos nuevos alcanzarán la cifra de 15 millones. Frente a los datos que avalan una incidencia creciente hay que destacar los logros en términos de supervivencia en varios tumores, como el de mama que con los nuevos tratamientos ha conseguido ampliar el tiempo de vida global de las pacientes hasta en un 40 por ciento.

En los últimos 20 años, el número de pacientes que supera un cáncer ha aumentado notablemente y hasta un 44 por ciento de es e incremento se puede atribuir a la presencia de terapias innovadoras que están respondiendo a las necesidades de cada paciente.

Por ello, Guillem destacó la "importancia" de este evento, ya que se está produciendo una "revolución" en este campo, aunque aseguró no creer en el fármaco que lo cura todo, sino en "pequeños grandes pasos". De esta forma, si cada año se diagnostican en España 200.000 nuevos casos de cáncer y mueren 90.000 personas por esta patología, "descubrir un medicamento que salve a un cinco por ciento de los enfermos sería un gran avance", resaltó.

En este sentido, señaló que el "concepto" es lo que realmente está cambiando. En los últimos cinco años se ha multiplicado el uso de las terapias biológicas, de manera que cada vez son más los tumores que se combaten con tratamientos desarrollados gracias a los avances en genética y biología molecular. Las moléculas, a diferencia de la quimioterapia, actúa de forma selectiva, lo que favorece una mayor "eficacia y seguridad", dijo.

"RECLASIFICAR LA ENFERMEDAD"

Hasta hace poco, agregó el doctor Alba, las estrategias terapéuticas se habían basado en parámetros anatómicos. Sin embargo, "esto ha empezado a cambiar desde que en los años 90 aparece una nueva ciencia que conocemos como biología molecular y que obliga a reclasificar la enfermedad". Al respecto, apuntó que desde 2003 hasta la actualidad "se ha multiplicado por mil el uso de terapias biológicas".

"Uno de los mayores avances" en el uso de las terapias biológicas, añadió, "se hará realidad cuando seamos capaces de identificar con más precisión qué pacientes son los que más se van a beneficiar del uso de estos fármacos", comentó el doctor Emilio Alba. No obstante, el doctor Guillem precisó que el efecto de las nuevas terapias "no es de la misma magnitud en todos los tumores".

"Será un cambio fundamental, porque cuanta menor masa tumoral existe, más eficaces seremos. A esto hay que sumar que en los próximos años sabremos manejar de manera más adecuada estos fármacos, lo que nos permitirá seleccionar mejor las combinaciones más efectivas y a aquellos pacientes que más van a beneficiares de las mismas", aseguró Vicente Guillem.

Actualmente, se emplean los términos "nueva era, abordaje integral o cambio de paradigma", que representan la ampliación del conocimiento sobre la biología molecular. Las investigaciones que destacaran "por la enorme relevancia que van a tener en el futuro", son las centradas en el desarrollo de fármacos que bloqueen las nuevas vías de señalización celular o los que impiden la angiogénesis, es decir la formación de vasos sanguíneos que permiten al tumor seguir creciendo.

En este sentido, Alba explicó que se podría definir esta última estrategia como "matar de hambre al tumor" y destacó su "enorme potencial", ya que la consideró como una de las líneas de investigación "mas prometedoras" puesto que "prácticamente todos los tumores podrán beneficiarse de esta forma de detener el cáncer". "La inhibición de la angiogénesis tiene aplicación mas allá de la oncología, en otras enfermedades como la artritis, trastornos oculares o enfermedades inflamatorias", resaltó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter