PHILIP MORRIS DEFIENDE LA SEGURIDAD DE IQOS

¿Son peligrosos los cigarrillos electrónicos sin combustión?

Cigarrillo electrónico sin combustión
PIXABAY/VAPING360
Actualizado 16/03/2018 13:08:18 CET

   MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

   iQOS, uno de los primeros productos de tabaco "con calor, sin combustión" comercializado como una alternativa más segura a los cigarrillos convencionales, puede no ser tan inocuo como su fabricante afirma, según sugiere una investigación publicada en la edición digital de la revista 'Tobacco Control'.

   iQOS es un dispositivo electrónico que funciona con batería, que imita la apariencia, el gusto y la experiencia sensorial de un cigarrillo. Contiene una varilla térmica especialmente diseñada, que utiliza una unidad de tabaco para administrar nicotina. Esto se calienta a temperaturas muy por debajo de aquellas a las que los cigarrillos convencionales se queman, produciendo un vapor infundido con tabaco para inhalar en lugar de fumar.

   El humo del tabaco es lo que contiene el cóctel de productos químicos que es tan dañino para la salud. El fabricante, Philip Morris International, ha evaluado IQOS en varios estudios publicados, pero ha habido poca investigación independiente. Para tratar de cerrar esta brecha, investigadores estadounidenses se propusieron evaluar el rendimiento de iQOS en cinco diferentes condiciones de soplo y el impacto de dos protocolos de limpieza: una limpieza completa después de cada uso de una varilla de calor para eliminar el fluido y la suciedad del calentador; y las recomendaciones del fabricante para limpiar el dispositivo tras 20 varillas térmicas antes de usar los limpiadores de cepillo suministrados con el producto.

   Los investigadores también querían evaluar si el filtro de película de polímero de plástico, que tiene como objetivo enfriar el vapor, podría representar un riesgo para la salud. Cada unidad de calor iQOS solo dura seis minutos, tras lo cual se apaga automáticamente y requiere recargarse antes de su uso. Por lo tanto, para obtener el máximo rendimiento de cada dispositivo de calor, los usuarios de la vida real tendrían que acortar el intervalo entre inhalaciones, acelerar su velocidad de inhalación y posiblemente inhalar mayores cantidades de vapor, según los investigadores.

HALLAN CARBONIZACIÓN Y LIBERACIÓN QUÍMICA TÓXICA

   La unidad de tabaco se carboniza como resultado de la pirolisis; descomposición térmica en ausencia de oxígeno. La carbonización fue más extensa cuando no se realizó una limpieza exhaustiva después del uso de cada varilla térmica, lo que sugiere que la acumulación de desechos y fluidos aumenta las temperaturas pirolíticas, según los investigadores. El análisis de la película de polímero mostró que, independientemente de si se realizó o no la limpieza, la intensidad del calor fue suficiente para fundir la película, aunque no estuviera en contacto directo con el elemento de calentamiento.

   Siguiendo las instrucciones de limpieza recomendadas por el fabricante, se incrementó tanto el grado de carbonización como la fusión de la película de polímero. Otro motivo de preocupación fue la liberación de fomaldehído cianhidrina por el filtro de fusión a temperaturas que todos los usuarios superarán fácilmente, dicen los investigadores. Este producto químico es altamente tóxico incluso a niveles muy bajos.

   "iQOS no es estrictamente un producto de tabaco con calor, sin combustión", escriben los investigadores, que continúan diciendo: "Este estudio ha demostrado que el sistema iQOS puede no estar tan libre de daños como se afirma, y también enfatiza la necesidad urgente de más pruebas de seguridad, ya que la popularidad y la base de usuarios de este producto está creciendo rápidamente".


PHILIP MORRIS DEFIENDE LA SEGURIDAD DE IQOS

Tras conocer el estudio, Philip Morris manifiesta que está revisando en detalle los resultados del estudio, no obstante afirman estar "comprometidos con los más altos estándares de evaluación y fundamentación científica de nuestros productos libres de combustión", además de "abiertos a estudios independientes sobre nuestros productos así como verificación de nuestros datos científicos".

Por otro lado, afirman estar sorprendido porque, entre las conclusiones de los autores del estudio, señalan que "la película de polímero del filtro se derrita por un uso normal liberando una sustancia química en el vapor".

Según argumentan, el filtro polímero de las unidades de tabaco para calentar están hechos de almidón de maíz. "El agente tóxico que los autores miden no se utiliza en ninguna parte del proceso de fabricación, como tampoco se detecta en los test de emisiones llevados a cabo por los científicos de PMI en condiciones realistas, usando métodos similares a lo que los autores han usado", aclaran.

"Los estudios que utilizan una variedad de diversos regímenes de caladas muestran que no se aumenta la formación de agentes tóxicos, y los estudios clínicos en los que los participantes pudieron usar el producto libremente demostraron una reducción en la exposición a los agentes tóxicos cercana al 95% de la (reducción) observada en fumadores que dejaron de fumar durante el estudio", añaden.

Por tanto, concluyen que, "en base a toda la evidencia de IQOS, mantenemos nuestro convencimiento de que nuestros resultados hasta la fecha demuestran que IQOS es probable que sea menos dañino que los cigarrillos".

 

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.