Sólo 21% de los pacientes con insuficiencia renal crónica ha sido informado de todos los tratamientos posibles

Actualizado 06/05/2010 19:56:26 CET

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

Sólo el 21 por ciento de los pacientes con insuficiencia renal crónica indica haber sido informado sobre la diálisis peritoneal domiciliaria, lo que demuestra que no recibió información sobre todos los tratamientos disponibles, según el 'Estudio de opinión a pacientes con Insuficiencia Renal Crónica' realizado por la Fundación Renal Alcer España.

Sin embargo, la Ley de la autonomía del paciente y de los derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica (41/2002 de 14 de noviembre) el paciente tiene derecho a conocer el diagnóstico de su enfermedad, las consecuencias de la misma, los posibles tratamientos y sus efectos, ha explicado Alcer.

Así "parece ser que en el caso de los pacientes con insuficiencia renal crónica, mientras que los pacientes en diálisis peritoneal (DP) domiciliaria conocen todas las modalidades de tratamiento sustitutivo renal y han optado por dializarse en casa, los pacientes de hemodiálisis (HD) demuestran un nivel de desconocimiento muy elevado sobre los tratamientos sustitutivos renales disponibles".

"El proceso de elección de la modalidad de tratamiento sustitutivo renal debe, por ley, incluir un consentimiento informado escrito que garantice la información y asimilación del conocimiento necesario por parte del paciente, para que tome una decisión consciente de la modalidad de diálisis que mejor se adecue a su modo de vida", ha afirmado Juan Carlos Julián, coordinador de la Fundación Renal Alcer España (FRAE) en el Congreso de la Sociedad Española de Atención al Usuario que se celebra estos días en Las Palmas de Gran Canaria.

Por su parte, el doctor José Antonio Sánchez Tomero, jefe del Servicio de Nefrología del Hospital Universitario de La Princesa en Madrid, ha asegurado que "el consentimiento informado debe contener la información básica de la enfermedad, consecuencias de la elección de una modalidad u otra y debe personalizarse para el paciente requiriéndose también la información oral y no solo escrita".

LA MITAD CREE QUE EL MÉDICO NO ES CLARO EN SUS EXPLICACIONES

El estudio ha señalado también que el 50 por ciento de los pacientes considera que hay una falta de claridad de las explicaciones , que el tiempo dedicado por el especialista es insuficiente (43%).

Asimismo se quejan de la predisposición de éste a solventar dudas (45%) lo considera deficiente) y del reducido detalle de los beneficios e inconvenientes sobre cada técnica (32%). Además, el 49 por ciento de los pacientes dice que los especialistas dedican menos de una hora a informar de las distintas alternativas existentes para el tratamiento de la insuficiencia renal.

Igualmente, la mitad de los pacientes creen que la información recibida no permite comprender las diferencias básicas entre hemodiálisis y diálisis peritoneal, "a pesar de la influencia que la elección de los tratamientos va a tener en la actividad diaria del enfermo", recuerda Juan Carlos Julián. Además, el 54 por ciento de los pacientes afirma que no recibieron ningún tipo de folleto o documento explicativo sobre las posibilidades de tratamiento.

Según el estudio, cuatro de cada diez pacientes de HD confirma que no eligió la técnica, sino que se le asignó directamente como única alternativa, "lo que hace pensar que en muchas ocasiones la prescripción de la hemodiálisis se realiza de manera automática y no argumentada", ha afirmado el coordinador de la FRAE.