Ser fumador aumenta el riesgo de desarrollar artritis reumatoide

Cigarro
PIXABAY - Archivo
Publicado 30/05/2018 14:13:13CET

Los pacientes fumadores con esta patología tienen mayor mortalidad que los no fumadores

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Reumatología (SER) ha advertido de que, de acuerdo con estudios a nivel internacional, hasta un 20 por ciento de los casos de artritis reumatoide están causados por el tabaquismo.

Así lo ha señalado la SER con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, que se celebra este jueves, y en el que han aprovechado para alertar de que el hábito tabáquico aumenta el riesgo de sufrir enfermedades reumáticas, tanto inflamatorias, como autoinmunes sistémicas. La SER apunta que existe "una amplia evidencia científica" que demuestra que ser fumador aumenta el riesgo de sufrir artritis reumatoide y, de hecho, puntualizan que es el factor ambiental más estrechamente relacionado con el desarrollo de esta patología.

"Este riesgo sería mayor en fumadores activos que en no fumadores y sería también dosis dependiente, es decir, que a más cantidad de cigarrillos al día fumados y, especialmente, a más años de hábito tabáquico existirá un mayor riesgo que, además persistiría aumentado hasta 10 años después de haber dejado de fumar", ha explicado la doctora Virginia Ruiz-Esquide, reumatóloga en el Hospital Clínic de Barcelona, durante el XLIV Congreso de la Sociedad Española de Reumatología.

En cuanto a la severidad de la artritis reumatodie, la doctora ha indicado que "parece estar claro que los pacientes fumadores presentan con mayor frecuencia manifestaciones extra-articulares (hecho que señala una artritis más agresiva) y un debut más temprano de la enfermedad".

Algunos datos que ha citado apuntan además que los pacientes fumadores podrían tener una mayor afectación radiológica, sin embargo, tal y como ha puntualizado la reumatóloga, "esto no está del todo claro, ya que algunos estudios no han observado asociación entre el fumar y la afectación radiológica".

En cuanto al tratamiento de la artritis reumatoide, la reumatóloga ha expuesto que la evidencia científica es "amplia y consistente". "Los pacientes con artritis reumatoide que son fumadores activos tienen una menor probabilidad de lograr una buena respuesta al tratamiento con metotrexato (piedra angular en el tratamiento de la enfermedad), así como también a la mayoría de los tratamientos biológicos (anti-TNF y rituximab)", ha asegurado.

Sobre qué ocurre con la artritis reumatoide en pacientes fumadores cuando abandonan este hábito, la experta ha reconocido que existen "muy pocos estudios", por lo que "no se dispone de evidencia científica suficiente para poder responder a esta pregunta". "Sin embargo, podemos sospechar que al eliminar este factor ambiental que sabemos aumenta la inflamación y la producción de citoquinas, es posible que tenga un efecto beneficioso sobre la artritis", ha remarcado.

Lo que sí se ha demostrado, a juicio de Ruiz-Esquide, es que los pacientes fumadores con artritis reumatoide tienen "mayor mortalidad que los no fumadores y que ésta se reduce de forma progresiva al dejar de fumar".