La SEN recomienda ser prudente ante informaciones sobre migraña no evaluadas por una publicación científico médica

Actualizado 07/10/2014 10:06:51 CET

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (SEN) ha pedido prudencia ante las informaciones presentadas en diferentes congresos internacionales que apuntan a que el origen de la migraña podría ser intestinal, ya que este estudio aún no ha sido evaluado por una publicación científico médica.

Esta información, publicada en distintos médicos entre marzo y septiembre de 2013, haciéndose eco de la publicación de una sinopsis de un trabajo realizado por la 'International Society of DAO Deficiency' y la empresa Dr. Healthcare, señala que cerca del 90 por ciento de los pacientes migrañosos tienen un déficit de la enzima diamino-oxidasa (DAO) y sugiere el suplemento oral de dicha enzima es eficaz como tratamiento preventivo de la migraña.

Así, recuerdan que para que una investigación sea aceptada en un congreso regional, nacional o internacional no conlleva que sea científicamente relevante ni supone un gradiente de calidad. "Significa que el congreso abre sus puertas para que la investigación se presente y discuta en su foro, donde otros investigadores comparten con los autores lo acertado de sus observaciones o sus carencias y errores, siempre desde el máximo respeto y rigor profesional", explican.

Por tanto, la presencia del resumen de un trabajo enviado a un congreso en la revista que representa a la sociedad que lo organiza no es sinónimo de haber publicado el trabajo y en ningún caso lo reemplaza. En este caso, la SEN recuerda que "se trata, simplemente, de la publicación de su sinopsis, cuyo objetivo principal es informar a los congresistas de que determinado trabajo va a ser presentado a discusión".

Desde la SEN aclaran que la comunidad médica entiende como publicación original a aquel trabajo de investigación que ha sido completamente desarrollado y enviado a una revista indexada para la evaluación ciega por varios revisores, quienes, habitualmente, exigen numerosas aclaraciones y correcciones del texto original.

"Solo tras haber superado estas fases, el trabajo podrá ser indexado, publicado y considerado como una publicación científica médica", por tanto, "a fecha de hoy", no existen publicaciones que sustenten el origen de la migraña en un problema intestinal.

"La investigación médica es un camino muy largo y con frecuencia desalentador que exige rigor, impecabilidad, responsabilidad, paciencia, demostración, confirmación, modestia en su comunicación a la comunidad médica y prudencia en su divulgación a la población general", añaden.

Por otro lado, señalan que la migraña es una enfermedad extremadamente compleja cuya causa íntima parece estar en sutiles alteraciones de varios genes. En consecuencia, el cerebro del paciente migrañoso estaría predispuesto a sufrir crisis de migraña merced a un estado de hiperexcitabilidad cerebral sobre el que actuarían diversos factores endógenos y ambientales desencadenantes de las crisis de dolor de cabeza y otros síntomas de la migraña.

Sin embargo, la comunidad neurológica internacional "mantiene una actitud cauta" sobre qué factores la desencadenan, ya que "la migraña es una enfermedad coral". En este sentido recuerdan que "la cantidad de actores biológicos que se ponen en juego en la predisposición para sufrir crisis de migraña y en la génesis, el mantenimiento y la resolución de las mismas, es innumerable y en gran parte desconocido".

Por lo tanto, en conclusión, advierten de que "los pacientes que sufren migraña u otras cefaleas tienen derecho a ser informados por los cauces apropiados, a su debido momento y con las máximas garantías", y recomiendan a estos pacientes que consulten sus dudas sobre cualquier aspecto etiológico, diagnóstico o terapéutico de su padecimiento con su médico de Atención Primaria y su neurólogo de referencia.