Salgado ve "muy relevante" bajar el "alto" índice de españoles (9,3%) que sufren daños de salud en los hospitales

Actualizado 15/11/2006 14:57:18 CET

El Gobierno pedirá a los médicos de la sanidad pública que se laven las manos con mayor frecuencia para evitar infecciones en quirófano

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, aseguró hoy que para el Gobierno es "muy relevante" preservar la seguridad del pacientes ante los posibles errores, negligencias o fallos técnicos que causen efectos adversos en su salud, problema que afecta a cerca de un 9,3% de los enfermos españoles --porcentaje "alto" pero "muy similar" al de países como Francia, Canadá o Dinamarca-- y al que la ministra considera "evitable" sobre todo en el campo de las intervenciones quirúrgicas y en el de las estancias hospitalarias.

Salgado realizó estas declaraciones durante la inauguración de la Conferencia Internacional sobre Seguridad del Paciente, que se celebra entre hoy y mañana en la Universidad Carlos III, encuentro en el que participan entre otros el director de la Alianza Mundial por la Seguridad del Paciente, Liam Donaldson y el director de la Estrategia Global por la Seguridad del Paciente, Didier Pitter.

En este contexto la titular de Sanidad presentó públicamente el compromiso adquirido por el Gobierno español para sumarse a la Estrategia Global por la Seguridad del Paciente y a la Alianza Mundial por la Seguridad, iniciativas ambas auspiciadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde su nacimiento en 2004.

Estas dos asociaciones trabajan contra la expansión de las infecciones asociadas a cuidados de salud, que afectan a millones de pacientes en todo el mundo y complican su recuperación pudiendo llegar a causar discapacidades e incluso muerte, además de suponer gastos adicionales e innecesarios al enfermo y a la sanidad pública.

A través de su adhesión a estas dos alianzas, el Gobierno comenzará a poner en práctica en España una campaña de fomento de la higiene entre los profesionales sanitarios que promueve la OMS bajo el lema 'Atención limpia es atención segura', con la que trata de concienciar a los médicos de que aumentando la frecuencia con que se lavan las manos antes de intervenir podría aumentar el control de este tipo de infecciones y la multirresistencia a los patógenos.

A LAVARSE LAS MANOS SIN "RETICENCIAS"

Para Salgado, es "necesaria" la puesta en práctica de esta campaña en España al margen de las posibles "reticencias" que ante ella puedan mostrar los profesionales de la sanidad, ya que su eficacia está avalada por su aplicación en países como Eslovenia, donde en dos años bajó un 60% el índice de efectos adversos en los pacientes. A su juicio, este "temor al enfado" de los médicos hace que en muchos países el descenso de este tipo de infecciones "vaya más lento".

La ministra destacó también el esfuerzo que está realizando el Gobierno, con campañas de uso racional del medicamento, para reducir el porcentaje de efectos adversos que causa la medicación inadecuada y la denominada automedicación, la causa que provoca el porcentaje más alto (37%) de pacientes con este problema.

En el marco de una rueda de prensa posterior a la inauguración intervino también el director de la Agencia de Calidad del Servicio Nacional de Salud (SNS), Alberto Infante Campos, quien adelantó que el Ministerio de Sanidad está preparando ya el segundo estudio ENEAS sobre efectos adversos en la Atención Primaria (AP), que según Infante estará listo previsiblemente en un año.

MALA MEDICACIÓN EN EL 37,4% DE CASOS

Los resultados del Estudio Nacional sobre los Efectos Adversos ligados a la Hospitalización ENEAS 2005, realizado sobre una muestra de 5.624 pacientes de 24 hospitales españoles, demostraron que el 9,3% de estos enfermos sufrió efectos adversos relacionados con la asistencia sanitaria y que en el 8,4% de los casos estas complicaciones surgieron durante la asistencia hospitalaria.

De estos efectos que ponen en riesgo la seguridad del paciente, el 37,4% estaban relacionados con la medicación inadecuada o con la denominada automedicación, el 25,3% con las infecciones nosocomiales de cualquier tipo detectadas en los hospitales y un 25% con problemas técnicos surgidos eventualmente durante una intervención quirúrgica.

A pesar de que el 45% de los casos los efectos adversos se consideraron "leves" y sólo el 16% fueron catalogados como "graves", un porcentaje cercano al 37,4% tuvieron como consecuencia un incremento en días de la estancia en el hospital y en un 24,4% de los pacientes fue la misma causa de su ingreso en el centro hospitalario.

El total de estancias adicionales provocadas por efectos adversos relacionados con la asistencia sanitaria fue de 3.200 (6,1 estancias adicionales por paciente), de las cuales 1.157 correspondieron a efectos considerados por el estudio como "evitables" (2,2 estancias adicionales evitables por paciente). En total, según reza el informe, el 42,8% de los efectos adversos que sufrieron los pacientes estudiados fueron "evitables".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter