Mascotas y salud

¿Sabes qué es una zoonosis?

Actualizado 14/04/2014 15:50:13 CET
Qué es una zoonosis, mascota
Foto: GETTY/EHAURYLIK

MADRID, 13 Abr. (Infosalus/EP) -

   Convivimos con nuestras mascotas igual que lo hacemos con el resto de los miembros de la familia y compañeros de trabajo. Como nosotros, ellos también enferman y pueden transmitir enfermedades. La falta de higiene y el gusto por los animales exóticos puede ser una combinación nada recomendable cuando se trata de animales domésticos.

   Según explica a Infosalus Carlos Rodríguez, veterinario y conductor del programa 'Como perros y gatos' de Onda Cero, cualquier ser vivo es susceptible de ser infectado o transmitir una enfermedad pero si se aplican las básicas normas de control veterinario e higiene del animal los casos de zoonosis son raros.

   La zoonosis es una enfermedad o infección que se da en los animales y que es transmisible al hombre en condiciones naturales. En España el caso que más repercusión ha tenido en los últimos meses ha sido un foco de rabia que se produjo en Toledo en junio de 2013. La enfermedad puede ser transmitida por mamíferos salvajes o domésticos como perros, gatos, hurones o murciélagos, su reservorio más común.

   Rodríguez explica que las autoridades sanitarias habían dejado de advertir de la necesidad de vacunar frente a la rabia dada la casi erradicación de la enfermedad en España desde finales de los años 70.

   Tras el incidente de Toledo, en el que fueron agredidos cuatro menores y un adulto por un perro que viajó desde Marruecos con la enfermedad, las autoridades sanitarias pusieron en marcha un protocolo de actuación ante mordeduras o agresiones de animales que se unía a un plan de contingencias para el control de la rabia en animales domésticos también revisado en este momento.

PERROS

   En lo que se refiere a los canes, Rodríguez señala que se pueden producir casos de transmisión de parásitos internos pero siempre por la negligencia de los cuidadores del animal al no seguir las pautas de desparasitación que se aconseja se realicen cada dos o tres meses.

   Además, el veterinario señala que el uso de pipetas y collares ayuda también en el control de parásitos externos como garrapatas o pulgas. Rodríguez apunta que estos parásitos también pueden encontrarse en instalaciones con animales o localizaciones donde existan cabañas animales, por lo que la prudencia es el mejor consejero para evitar picaduras de este tipo.

   Los perros son portadores de leishmaniasis, una enfermedad que se transmite por la picadura de un mosquito llamado flebotomo. No se transmite por contacto directo de persona a persona o de animal a persona sino siempre a través de la picadura de un mosquito infectado. Los casos en humanos son raros y más comunes en personas con un sistema inmune deprimido.

GATOS

   La infección más común que transmiten los gatos es la denominada enfermedad del arañazo de gato, que está causada por la bacteria Bartonela y que se transmite por su arañazo o mordedura. Los síntomas son una infección con inflamación en la zona herida que se puede extender al resto del organismo y provocar fiebre. La infección no se transmite entre humanos.

   Los gatos son también portadores del parásito 'T. gondii' que causa la toxoplasmosis y que también se encuentra en perros, vacas y ovejas. Los síntomas en humanos de la infección pasan desapercibidos ya que son similares a los de un catarro común. Sin embargo, las mujeres embarazadas pueden pasar la infección al feto, con graves consecuencias para su desarrollo.

Rodríguez señala que los casos de la enfermedad en embarazadas son muy reducidos y que éstos proceden en más ocasiones del consumo de carnes y verduras que del contagio por un gato. El veterinario apunta que para que un gato transmita la enfermedad a una embarazada el animal no sólo debe portar el parásito sino tener la infección activa y en ese momento que algún resto de sus heces llegue a ser ingerido de forma accidental por la mujer.

REPTILES

   Los mayores riesgos para quienes posean este tipo de mascotas es que sean variedades portadoras de veneno, como sucede en el caso de algunas serpientes y ranas. El veterinario sostiene que a falta de una regulación nacional homogénea sobre qué animales domésticos se pueden tener y cuáles no, son las comunidades autónomas las que establecen estos límites.

   Esto lleva a que existan hogares en España en los que, cumpliendo las exigencias reguladoras de medidas de higiene y trato del animal adecuados establecidas por la comunidad autónoma competente, existan animales de compañía que aporten este extra de peligrosidad, con los consiguientes riesgos para la salud de sus 'excéntricos' propietarios y de sus vecinos si la mascota consigue escapar.

ROEDORES Y AVES

   En cuanto a los roedores, el veterinario señala que estos pequeños animales no suelen ser portadores de enfermedades. Es más probable que provoquen en los dueños una alergia derivada del lecho de sus jaulas o de la descamación de su piel que una enfermedad contagiosa, aclara Rodríguez.

   Las aves de pico curvo como los loros o guacamayos pueden padecer una infección denominada psitacosis, causada por la bacteria Chlamydophila psittaci. Se contagia por la inhalación de polvo de materia fecal seca de las jaulas de las aves y produce fiebre alta, diarrea o infección ocular. Los casos de transmisión a humanos son también, como señala el veterinario, muy raros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter