IDENTIFICAN LAS PRINCIPALES BARRERAS PARA QUE SE ACUESTEN PRONTO

¿Sabes cuánto necesitaría dormir tu hijo?

Niña durmiendo
PIXABAY
Publicado 16/03/2016 17:00:29CET

   LONDRES, 16 Mar. (Reuters/EP) -

   Investigadores de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda aseguran que muchos padres no saben cuánto necesitan dormir sus hijos tras observar en un estudio que hasta uno de cada cuatro piensa que basta con menos horas de lo recomendado, según un estudio publicado en la revista 'Sleep Medicine'.

   Además, uno de cada cinco encuestados cree que necesitan dormir más de lo que aconsejan los expertos y muchos padres admiten cenar, jugar y ver la televisión interrumpiendo el tiempo de sueño de sus hijos.

   "Los niños que duermen poco son más propensos a tener problemas de atención, de su estado de ánimo, de aprendizaje o de comportamiento", ha reconocido Philippa McDowall, autora principal del estudio, de ahí la necesidad de que los padres sepan "cuánto deben dormir y cómo garantizar que tienen unos niveles de sueño saludables".

   En su estudio incluyeron a 115 progenitores, la mayoría de ellos madres, de niños de 2 a 12 años que habían sido atendidos en el Hospital Infantil de Wellington. En un cuestionario tuvieron que responder a preguntas generales sobre el sueño infantil y las horas necesarias en función de la edad, así como las principales barreras con que se encuentran sus hijos en casa para cumplir con tales recomendaciones.

   De media los padres respondieron correctamente la mitad de las preguntas sobre las horas de sueño recomendados durante la infancia, pero hasta un 26 por ciento decían que era necesario dormir menos de lo que realmente duermen, mientras que un 19 por ciento creían todo lo contrario, que necesitaban dormir más de lo que realmente recomiendan los expertos.

   Además, los padres con menos ingresos o un nivel educativo más bajo eran los que menos conocían tales recomendaciones, mientras que la edad de los hijos también era clave para que los padres estuvieran mejor informados, ya que los que tenían niños pequeños tenían más probabilidades de acertar.

   Del mismo modo, el estudio reveló que aquellos padres que subestimaron o sobrestimaron las necesidades de sueño de sus hijos también informaban de más barreras para llevar a sus hijos pronto a la cama. Un patrón que fue similar al observado en estudios similares llevados a cabo en Estads Unidos.

   La directora de Medicina del Sueño del Hospital Infantil de Boston (EE.UU), Judith Owens, reconoce que los niños pueden sufrir problemas de salud si los padres no entienden los problemas de sueño de sus hijos. "Por ejemplo, si un padre no reconoce los ronquidos como un síntoma potencial de apnea del sueño, es poco probable que busquen atención médica adecuada", ha reconocido esta experta, que no participó en el estudio.

   Entre las principales barreras para que los niños no se fueran pronto a la cama estaban la televisión, las visitas de familiares o amigos, enfermedades pediátricas, cenar o jugar tarde con ellos. Además, la autora del estudio insta a los padres que se marquen como prioridad fijar un horario para que sus hijos se acuesten pronto con el objetivo de fomentar hábitos de sueño saludables.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.