Los riesgos de la presencia de sangre oculta en las heces

WC, Váter, baños, retrete
PIXABAY
Publicado 17/07/2018 7:50:14CET

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presencia de sangre oculta en heces aumenta el riesgo de muerte por todas las causas, según ha puesto de manifiesto una investigación llevada a cabo por investigadores del Instituto de Investigación Médica, Hospital y Escuela de Medicina de Ninewells de Escocia (Reino Unido) y que ha sido publicada en el journal 'Gut'.

En concreto, este hecho se asocia con un mayor riesgo de muerte por enfermedades circulatorias, respiratorias, digestivas, sanguíneas, hormonales y neuropsicológicas, y algunos tipos de cáncer como, por ejemplo, el de intestino.

Una prueba para detectar la presencia de sangre oculta en las heces, conocida como prueba de sangre oculta en heces (FOBT, por sus siglas en inglés), se usa actualmente para detectar cáncer de intestino o pólipos en personas mayores. Investigaciones anteriores han indicado que la sangre de las heces puede predecir la esperanza de vida, independientemente de su asociación con el cáncer de intestino, si bien los factores potencialmente influyentes, incluidos los fármacos que podrían predisponer a la hemorragia interna, como la 'Aspirina', no se tuvieron en cuenta.

Para tratar de abordar esto, los investigadores escoceses recurrieron a los datos de recetas vinculadas, detección de cáncer intestinal y registro de defunciones sobre casi 134.000 personas en Tayside (Escocia), desde marzo de 2000 hasta finales de marzo de 2016. En total, 131.207 personas, de edades comprendidas entre 50 y 74 dieron negativo en la prueba y 2.714 positivo. Su supervivencia se rastreó desde la fecha de esta primera prueba hasta la muerte o hasta finales del mes de marzo de 2016.

La edad avanzada, los niveles crecientes de privación y el sexo masculino se asociaron con una mayor probabilidad de tener un resultado positivo en la prueba. Asimismo, las prescripciones de 'Aspirina' u otros fármacos que aumentan el riesgo de hemorragias digestivas también mostraron más probabilidades de estar asociados con un resultado positivo.

En este sentido, los investigadores observaron que en general, las personas que tuvieron un resultado positivo de FOBT tuvieron casi ocho veces más probabilidades de morir de cáncer de intestino que aquellas que dieron negativo, después de tener en cuenta el sexo, la edad, la privación y el tratamiento farmacológico. Además, un resultado positivo de FOBT también se asoció con un aumento del 58 por ciento en el riesgo de muerte por todas las causas distintas al cáncer de intestino.

Los investigadores señalan que la edad avanzada, el sexo masculino y el aumento de los niveles de privación son en sí mismos factores de riesgo de muerte por todas las causas. Sin embargo, incluso después de ajustar por estos factores, un resultado positivo de FOBT todavía estaba fuertemente asociado con la muerte prematura.

Ante estos datos, los investigadores han sugerido que los resultados positivos obtenidos en las pruebas de detección de sangre oculta en heces pueden servir para alertar sobre el riesgo de padecer cáncer de intestino y otras enfermedades y, por ende, concienciar sobre la necesidad de llevar un estilo de vida más saludable o empezar un tratamiento preventivo con fármacos.