La restricción dietética influye en la longevidad de los gusanos hermafroditas

Gusano c. Elegans
NISHIDA LAB
Publicado 27/12/2017 7:47:32CET

   MADRID, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Se sabe que la vida de un organismo se ve afectada por su sexo y dieta, pero no se sabe bien dónde se superponen estos dos factores biológicamente. Investigadores en Japón buscaron pistas en gusanos 'C. Elegans', los cuales tienen dos sexos: hermafrodita o masculino y encontraron que las lombrices hermafroditas pueden vivir más de dos semanas más cuando se someten a diversas formas de restricción dietética, mientras que las masculinas no muestran cambios en la esperanza de vida.

   Los machos solo respondían a la restricción dietética si había mutaciones en un receptor de hormonas esteroideas relacionadas con la determinación del sexo, explican los autores en un artículo que se publica este martes en 'Cell Reports'. "Esperamos que este estudio ayude a responder a nuestras preguntas fundamentales sobre cómo evoluciona el envejecimiento y cómo se determina la esperanza de vida", afirma el primer autor, Sakiko Honjoh, ahora en la Universidad de Tsukuba y quien dirigió el trabajo en el laboratorio de Eisuke Nishida, en la Universidad de Kyoto, Japón.

   Conductualmente, los hermafroditas y los machos reaccionaron de forma opuesta cuando se enfrentaron a las mismas condiciones de restricción dietética: los hermafroditas dejarían de aparearse inmediatamente y verían un aumento en su vida útil, mientras que los machos continuarían en sus conductas reproductivas y vivirían durante la misma cantidad de tiempo. Los investigadores postulan que los hermafroditas han evolucionado para detener sus actividades reproductivas hasta que su entorno vuelva a ser favorable.

   Una de las principales diferencias entre gusanos machos y hermafroditas es una vía relacionada con la determinación del sexo, específicamente un receptor de la hormona esteroide DAF-12. Los investigadores se preguntaron si también existía un vínculo con la restricción dietética y descubrieron que DAF-12 no ayudaba a los hermafroditas a vivir más tiempo, sino que suprimía la longevidad en los machos. Para probar esto más a fondo, los científicos estudiaron a los varones con una vía DAF-12 mutada y observaron que vivieron 20 días más, al igual que los hermafroditas.

   "En la mayoría de las especies, ambos sexos son necesarios para la sucesión de la especie y ambos muestran respuestas de longevidad durante la restricción de la dieta. El macho de 'C. Elegans' es un caso raro en el que no son necesarios para la sucesión a corto plazo", subraya Honjoh.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.