La recurrencia del cáncer de mama es el principal indicador de supervivencia hasta 10 años después de la enfermedad

Actualizado 24/03/2010 17:58:12 CET

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

La recurrencia del cáncer de mama en la misma área que el tumor original continúa siendo el factor de pronóstico independiente más fuerte para la metástasis y la mortalidad, incluso en pacientes que han estado libres de la enfermedad durante un largo periodo de tiempo, según un estudio del Centro Médico de la Universidad de Leiden en Países Bajos. El trabajo se ha presentado en la VII Conferencia Europea del Cáncer de Mama que se celebra en Barcelona.

Los investigadores señalan que en las mujeres tratadas con tratamiento conservador de la mama en las fases iniciales de cáncer, la recurrencia en la misma zona continúa siendo el factor pronóstico más importante tras un intervalo de cinco años o más sin cáncer. Además, después de los 10 años la recurrencia continúa siendo el único factor pronóstico independiente.

Según explicó durante la presentación Sven Mieog, responsable del estudio, "en pacientes que estuvieron libres de cáncer por más de diez años tras el tratamiento primario, la recurrencia tuvo un impacto significativo sobre la supervivencia libre de la enfermedad y la global. El mayor riesgo de metástasis después de la recurrencia fue unas cuatro veces superior que si no se hubiera producido ésta y el riesgo de morir tras ella alrededor de 8 veces mayor".

Los investigadores recopilaron datos de 7.749 pacientes de cáncer de mama en fase inicial que participaban en cuatro ensayos realizados por la Organización Europea de Investigación y Tratamiento del Cáncer. La media de seguimiento fue de 10,9 años y se examinaron tres análisis diferentes: a todos los pacientes; sólo a los pacientes sin cáncer tras al menos cinco años; y a los pacientes sin cancer tras al menos 10 años.

En el primer análisis de todos los pacientes, la localización de la recurrencia, el tamaño del tumor, la extensión a los nódulos linfáticos, la edad joven, el estatus del receptor de estrógeno y el tratamiento con quimioterapia eran todos factores de pronóstico independientes con impacto significativo a largo plazo, aunque la localización de la recurrencia era el factor más fuerte.

En el segundo análisis que examinaba a los pacientes con una supervivencia de cinco años sin la enfermedad, la recurrencia era el factor más determinante para la supervivencia. En el tercer análisis, que examinaba a los pacientes libres de la enfermedad tras 10 años, la recurrencia era el único factor de pronóstico independiente.

"Estos descubrimientos sugieren que incluso después de un intervalo largo sin la enfermedad, la recurrencia parece estar asociada con la enfermedad distante en vez de ser una causa de la enfermedad distante posterior", explica Mieog.

Según explica Jos A. van der Hage, del Instituto del Cáncer de los Países Bajos y colaborador en el estudio, "la recurrencia es un factor de riesgo bien conocido de enfermedad distante y mortalidad. La naturaleza de esta relación no está clara, sin embargo, la mayoría de recurrencias no están causadas por la expansión de la enfermedad posterior sino que son un síntoma de progresión de la enfermedad, asociada con una mayor probabilidad de metástasis simultáneas".