DESPUÉS DE 4 AÑOS DE OBRAS

El recinto del antiguo Hospital de Sant Pau será un centro de I+D con organismos mundiales

Jordi Baiget,  Administración de la MIA en el Sant Pau
EUROPA PRESS
Actualizado 07/10/2014 2:18:05 CET

El conjunto modernista abrirá al turismo pero limitará las visitas a 125.000

BARCELONA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El recinto modernista del Hospital de Sant Pau será un centro de conocimiento, investigación y desarrollo en salud, sostenibilidad y educación, con la ubicación de organismos, instituciones y empresas internacionales destacadas en estos campos para que trabajen en iniciativas compartidas.

De momento se han sumado siete instituciones pertenecientes a la ONU o la CE, entre otros organismos, y está previsto que en los próximos meses se sumen cinco o seis más, ha declarado este viernes en rueda de prensa el administrador de l'Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, Jordi Baiget.

Las siete instituciones que estarán en el centro son: la Universidad de las Naciones Unidas (UNU), la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Instituto Forestal Europeo (EFI), la Casa Àsia, la Red Mundial de Operadores de Agua (GWOPA), el Programa de Ciudades Resilentes de UN-Habitat y la Red Global de Universidades para la Innovación Global (GUNI).

El recinto modernista también estará abierto al turismo con visitas que oscilarán entre los 8 y 14 euros, y de manera gratuita para los vecinos de la zona.

Se establecerán numerosas jornadas de puertas abiertas para que nadie se quede sin visitar el edificio rehabilitado de Domènech i Montaner, aunque se limitará a 125.000 visitas al año para evitar la "masificación turística" y no entorpecer las actividades.

El edificio celebrará jornadas abiertas, y está previsto que los ingresos del turismo se destinen a tareas de mantenimiento.

4 AÑOS DE OBRAS

La inauguración culminará más de cuatro años de obras de rehabilitación que han costado 72 millones de euros aportados por fondos de la propia fundación del hospital, la Generalitat, el Gobierno central, el Ayuntamiento y la Diputación de Barcelona, y con un papel destacado de fondos europeos.

Las obras se han centrado en reforzar la estructura del edificio, en devolver el Sant Pau a sus orígenes arquitectónicos eliminando elementos como cables o sistemas de aire acondicionado, y en la eficiencia energética basando la climatización en la geotermia.

Baiget ha dicho que han participado una gran variedad de pimes y que todas los proyectos se han adjudicado mediante concurso público, negando las acusaciones de opacidad.

Al preguntársele si los fondos de la fundación podrían ayudar a corregir el déficit del nuevo hospital de Sant Pau, ha respondido que eso iría contra la ley de fundaciones, y que su fundación ya ha participado otorgando equipamientos y materiales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter