Contador

Se puede vivir con un solo pulmón pero... ¿cómo?

PULMÓN
GETTY
Publicado 20/04/2017 8:08:34CET

   MADRID, 20 Abr. (EDIZIONES) -

   Los pulmones son los responsables de captar el oxígeno del medio ambiente y, de alguna forma, transformarlo y llevarlo al resto del organismo. Si el corazón es el motor, el oxígeno o los pulmones son la gasolina, la energía que transportan y producen. El oxígeno también es necesario porque a través de él eliminamos sustancias tóxicas, que también salen al exterior. Por tanto, de manera directa e indirecta, ese oxígeno es el responsable de que todas las funciones vitales de los órganos se mantengan.

   Así, "en el momento en el que falta la llegada de determinado oxígeno al cerebro se puede producir un daño importante", avisa en una entrevista con Infosalus el doctor Eusebi Chiner, director del grupo de Pacientes de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), quien también recuerda que el Papa Francisco tiene parte de un pulmón extirpado. "Le hicieron una toracoplastia, una antigua técnica para colapsar y anular un pulmón y vive con uno solo. ¿Cuántas personas hay en el mundo sin un pulmón o parte por una tuberculosis? Es algo perfectamente normal", señala.

   En concreto, se calcula que varias decenas de miles de personas en todo el mundo viven con un solo pulmón. La extirpación quirúrgica de uno de estos órganos se llama 'neumonectomía', y la de un lóbulo del mismo 'lobectomía'. En este contexto, el especialista comenta que se puede perder un pulmón por determinadas circunstancias: enfermedad congénita que puede alterar al propio pulmón, que se nazca con uno o con parte; enfermedades que afectan a la caja torácica y se produce una restricción al funcionamiento del pulmón; también se puede perder por una causa traumática, como un accidente de tráfico; o por enfermedad, como el caso del cáncer de pulmón, que en ese caso se ha de operar.

   "En el caso concreto de vivir con un solo pulmón, si el otro está sano o relativamente sano, se adapta para suplir las funciones, puede hincharse y aumentar su capacidad, sin llegar a suplir la del que falta pero sí hacer las funciones que tenía previamente", explica el también jefe del Servicio de Neumología del Hospital San Juan de Alicante.

LA CAPACIDAD DE ADAPTACIÓN

   Según destaca, vivir con un solo pulmón puede ser "llevadero" en función de la edad en la que se haya producido la pérdida. En el caso de las personas más jóvenes precisa que su capacidad de adaptación es "mayor", mientras que en el caso de personas mayores es "menor" y dependen del pulmón restante y de su estado, "pero generalmente se puede hacer vida normal".

Cuando un pulmón falla, la capacidad vital, de aire, que entra en los dos pulmones (una media de cinco litros) se reduce a la mitad, o en ocasiones a menor cantidad. "Cuanto menor sea la cantidad, más problemas tendremos de fatiga o de disnea, sobre todo al realizar esfuerzo físico habrá sensación de ahogo, y a lo mejor de opresión torácica. No obstante, también hay que decir que la capacidad de adaptación al ejercicio del organismo es muy elevada y también hay mecanismos para adaptarse a la fatiga y al esfuerzo cuando se pierde capacidad respiratoria", añade Chiner.

   En concreto, indica que se aumenta la frecuencia respiratoria con respiraciones más pequeñas o superficiales, pero con frecuencias más rápidas. "Es un mecanismo de adaptación que los pacientes saben hacer de manera automática y también se emplea para la rehabilitación respiratoria y para pacientes que se han operado o han sufrido una merma de su pulmón. Por ello, deben reforzar la musculatura corporal y respiratoria, y reeducar sobre cómo respirar con fisioterapia", apostilla.

   Por otro lado, el miembro de la Sociedad Española de Neumología sostiene que en la actualidad es "raro" que se extirpe entero el pulmón, aunque en ocasiones sí sea necesario por tumores. "Hoy en día tiene lugar una cirugía más ahorrativa y se intenta extirpar lo menos posible, sin necesidad de abrir el tórax. Se emplean técnicas de videotoracoscopia que permiten extirpar tanto una parte como todo el pulmón", agrega.

¿PUEDEN LLEVAR UNA VIDA NORMAL?

   Por todo ello, el neumólogo indica que sí existe una merma en la vida diaria de estas personas, aunque deben tener especial cuidado con la vacunación antigripal, por ejemplo, para el neumococo, para la neumonía porque, por ejemplo, un catarro, una bronquitis o una neumonía pueden ser "más graves" también en estas personas.

   Igualmente, precisa que, hoy en día, para las personas que tienen una merma de su capacidad respiratoria se emplea la ventilación mecánica no invasiva en el domicilio, un aparato por el que se insufla aire a través de una mascarilla, y que se puede administrar cuando duerme.

   "Contribuye a la relajación de la musculatura respiratoria y le permite estar más relajado durante el día. En algunas enfermedades restrictivas, como los pacientes que tienen enfermedad neuromuscular, aunque sus pulmones están sanos existe un problema de fuelle y este mecanismo permite aumentar la bomba y normalizar esos mecanismos que se comentaban antes", apostilla.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter