Un proyecto intenta que las sustancias aromáticas que se utilizan en perfumes y alimentos sean menos alérgicas

Mujer, olfato
IPAG - Archivo
Publicado 03/05/2018 10:47:21CET

VALÈNCIA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

La empresa Destilaciones Bordas Chinchurreta y el Instituto Tecnológico del Embalaje, Logística y Transporte (Itene) colaboran en un proyecto para reducir la capacidad de provocar reacciones alérgicas de 15 sustancias químicas aromáticas que son habituales en formulaciones de perfumería o en aromas alimentarios.

Esta iniciativa, con fondos europeos Feder y de la convocatoria 'Retos Colaboración' del Ministerio de Economía y Competitividad, trata de buscar una solución innovadora al sector químico ligado a la fabricación de sustancias aromáticas, materias primas básicas en el sector farmacéutico, cosmético y alimentario, explica el centro tecnológico en un comunicado.

El proyecto 'Innoaroma' también pretende cubrir varias necesidades del mercado, como la reducción en los costes de producción, el desarrollo de productos con un menor riesgo para la salud e impacto sobre el medio ambiente y el cumplimento de la legislación.

Para conseguirlo, el proceso combina metodologías de química computacional y modelización molecular, con vistas a identificar constituyentes e impurezas relevantes para la clasificación de las sustancias.

El Itene, centro de investigación experto en seguridad química y toxicológica, se encarga de la aplicación de métodos computacionales para el diseño virtual de alternativas de baja toxicidad, así como de la validación experimental de las propiedades de las sustancias rediseñadas.

Por su parte, la compañía promotora del proyecto --Destilaciones Bordas Chinchurreta, dedicada a la fabricación de sustancias químicas aromáticas-- aplica sus conocimientos en materia de optimización y escalado de procesos para lograr la producción industrial de las sustancias y productos resultantes.

La empresa también cataloga la identidad de las sustancias rediseñadas en base a los criterios de información definidos en el marco del reglamento Reach. Se trata de la normativa para el registro, evaluación, autorización y restricción de sustancias químicas en la Unión Europea. Está vigente desde 2007 y establece que los fabricantes deben demostrar el uso seguro de las sustancias que comercializan, así como informar a sus clientes de los riegos.

Los responsables de 'Innoaroma' se han marcado como objetivo reforzar la competitividad de un sector "clave" para la economía española y europea. Desde Itene ponen como ejemplo que los últimos datos de la Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique), la industria química española --integrada por las actividades químicas y farmaquímicas-- genera directa e indirectamente el 5,6% del PIB nacional y da empleo al 3,5% de la población activa ocupada.