Las proteínas que se encuentran en el semen aumentan la propagación del ébola

Partículas del virus ébola
NIAID/FLICKR - Archivo
Publicado 26/06/2018 19:00:19CET

   MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Los fragmentos de proteína, llamados fibrillas de amiloide, en el semen humano aumentan significativamente la infección por el virus del ébola y protegen al virus contra las duras condiciones ambientales, como el calor y la deshidratación, según se desprende de un estudio publicado por investigadores de la Universidad de Medicina Perelman en Pensilvania.

   Los resultados, que han sido publicados esta semana en 'PNA', llevan a pensar al equipo de investigadores que dirigir los amiloides en el semen podría prevenir una propagación del virus Ebola cuando se transmite por vía sexual.

   Aunque el ébola se transmite principalmente a través del contacto directo con sangre y otros fluidos corporales de personas infectadas, los estudios de seguimiento de la epidemia de 2014 encontraron que los hombres pueden albergar el virus en su semen durante al menos 2,5 años, con el potencial de transmitir el virus durante ese tiempo mediante las relaciones sexuales.

   "La transmisión sexual del virus del éÉbola plantea una importante preocupación de salud pública, especialmente a la luz del brote actual en la República Democrática del Congo", ha explicado el autor principal Paul Bates, PhD, profesor de Microbiología.

   La transmisión sexual también se ha relacionado con el resurgimiento del ébola en Guinea, que anteriormente había sido declarado libre de ébola durante el brote en el África occidental. Sin embargo, el papel de los factores del huésped involucrados en la transmisión sexual ha sido poco conocido. Las estrategias para contrarrestar amiloides, como la creación de pequeñas moléculas que alteran su estructura, se han desarrollado para frenar o detener la transmisión del VIH.

   Los investigadores sugieren que este enfoque podría ser probado por su capacidad para reducir la infección en los modelos de transmisión sexual del ébola. Varios tipos de amiloides que se encuentran en el semen mejoran la transmisión y la infección de otros virus, como el VIH, al ayudar a que el virus se adhiera a la membrana que rodea las células del huésped.

   En un estudio anterior, James Shorter, PhD, profesor asociado de Bioquímica y Biofísica y coautor del estudio PNAS, identificó cómo las proteínas de choque térmico de levadura y una pequeña molécula llamada CLR01 podrían alterar la formación de fibrillas de amiloide encontradas en el semen para hacer las células inmunes humanas tienen menos probabilidades de estar infectadas con el VIH.

   Stephen Bart, PhD, becario postdoctoral en el laboratorio de Bates y primer autor del estudio PNAS, aplicó lo que aprendió en el estudio del VIH para investigar los detalles de la transmisión sexual del virus del Ébola. "Dado el potencial de transmisión sexual para provocar nuevas cadenas de infección del Ébola, creemos que hemos encontrado factores relevantes que pueden ser objetivos importantes para inhibir la propagación del Ébola", ha explicado el investigador.

EVALUARÓN LA CAPACIDAD DE LOS AMILOIDES

   Para evaluar la capacidad de los amiloides para mejorar la infección, se incubaron virus benignos con la glicoproteína ébola distintiva (un marcador en el exterior de la partícula del virus) con concentraciones fisiológicas de amiloides del semen antes de infectar una variedad de tipos de células humanas, incluidos los macrófagos, un objetivo primario del virus del ébola en humanos. Los niveles de infección de las células con este virus benigno y los amiloides fueron aproximadamente 20 veces mayores en comparación con las células con el virus solo.

   Los coautores Courtney Cohen y John M. Dye, de la División de Virología del Instituto de Investigación de Enfermedades Infecciosas del Ejército de los EEUU, encontraron resultados similares al usar ébola vivo en instalaciones de Nivel 4 de Bioseguridad en Frederick.

   El equipo también descubrió que los amiloides aumentaban la unión del virus a las células y aumentaba su capacidad de ser internalizado por las células del huésped. Las fibrillas que trabajan dentro del semen alteraron significativamente las propiedades físicas del virus, por lo que es más capaz de sobrevivir en ambientes corporales internos de alta temperatura y menos humedad.

   Según han explicado los investigadores, los siguientes pasos del equipo son determinar si los amiloides tienen un efecto sobre el ébola en los modelos de infección vaginal y si los compuestos que alteran los amiloides son protectores. Además, planean analizar los amiloides que se encuentran en otros sitios, como el intestino humano, para ver si juegan un papel en otros tipos de infecciones virales.