Contador

Promover la actividad física en el trabajo mejora la productividad de la empresa y reduce las bajas

Mujer, ejercicio, deporte
GETTY
Publicado 12/04/2017 11:21:57CET

   MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Promover la actividad física en el trabajo mejora la productividad de la empresa y reduce las bajas laborales y el absentismo, según han señalado las profesoras de los Estudios de Salud de la UOC, Anna Bach y Laura Esquuius, que añaden que cuando el deporte se hace con los compañeros de trabajo, se produce un incremento del sentimiento de pertenencia a la empresa y también mejoran las relaciones interpersonales.

   Las especialistas han añadido que la actividad física aumenta la efectividad y estimula la creatividad. "Los trabajadores que hacen deporte se sienten ocho veces más comprometidos con su empresa y son tres veces y media más creativos e innovadores".

   Además, también se consigue mejorar la salud de la población y reducir el gasto sanitario de las administraciones, que cada año tienen que invertir millones para tratar enfermedades crónicas y derivadas de hábitos poco saludables.

   Según un estudio de 2008 de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, los trastornos musculoesqueléticos conllevan un gasto, a escala europea, de más de 205 millones de euros. En España, representan más del 82 por ciento de las bajas laborales entre los trabajadores de 44 a 55 años.

POSTURAS POCO SALUDABLES

    El sedentarismo no es el único peligro del entorno laboral ya que se adoptan movimientos poco saludables. "Cada vez las personas tendemos a pasar más horas sentadas en una silla, o a hacer movimientos repetitivos que pueden acabar con consecuencias en la musculatura", ha afirmado Bach.

   Con el fin de acabar con el sedentarismo en el trabajo y promover hábitos más saludables, las expertas dan una serie de consejos como hacer reuniones itinerantes al aire libre, desplazarse al trabajo andando o en bicicleta o promover pausas activas, momentos en los que los trabajadores se levanten de la silla para hacer fotocopias, hablar con un compañero de trabajo en vez de llamarlo o hacer estiramientos.

   Otros consejos son subir por las escaleras en lugar de utilizar el ascensor, hacer reuniones de pie u otras actividades como hablar por teléfono o clasificar documentos. También se recomienda hacer estiramientos y participar en torneos o actividades deportivas organizadas por los compañeros o en el trabajo.

   Las empresas y las administraciones pueden hacer mucho para que estos hábitos más saludables se extiendan entre sus trabajadores. "Las empresas deben valorar las iniciativas para promover la actividad física como una inversión y no como un coste", ha apuntado Bach.

   Las expertas aseguran que los programas para promover el ejercicio en el trabajo se han implantado con éxito en países como Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda, pero son menos comunes en España.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter