XX Congreso Internacional de Nutrición

Los productos lácteos con menor densidad energética, como el yogur, ayudan a alcanzar una calidad nutricional adecuada

Imagen de la celebración del simposio de YINI en el Congreso de Nutrición
YINI
Publicado 19/09/2013 15:18:43CET

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La ingesta de los productos lácteos con menor densidad energética, como es el caso del yogur, "ayuda a alcanzar una calidad nutricional adecuada", según sostiene la directora de Investigación en el Instituto Nacional de Investigación de Agronomía de Francia (NRIA, por sus siglas en inglés), la doctora Nicole Darmon.

Ella y otros expertos han participado recientemente en un simposio celebrado en Granada con motivo del 'XX Congreso Internacional de Nutrición' de la Unión Internacional de Ciencias de la Nutrición (IUNS). En el ha colaborado la 'Iniciativa del Yogur en la Nutrición' (YINI), la cual ha presentado una nueva web dirigida a profesionales y que es fuente de información científica sobre el yogur.

Precisamente, Darmon es una de las que ha contribuido a ampliarla, ya que ha investigado los cambios alimentarios necesarios para alcanzar la calidad nutricional adecuada en la dieta de los ciudadanos franceses. Sus resultados demuestran que los lácteos son uno de los grupos de alimentos que "necesitan ser incrementados".

Además, ha constatado que, reequilibrando la ingesta de productos con base láctea a favor de alimentos con menor densidad energética, se consigue mejorar la calidad de la forma de nutrirse. De ahí que destaca al yogur como uno de los elementos que prestan esta ayuda.

Por su parte, el miembro de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (Reino Unido), el doctor Andrew Prentice, expone que, debido a sus beneficios, el consumo de leche diario debe ser de entre 400 y 500 miligramos o el equivalente en raciones de lácteos. A pesar de que pocos llegan a estos índices, una revisión de 50 guías dietéticas, expone que dos tercios de ellas destaca al yogur.

REDUCE EL RIESGO DE OBESIDAD

Otro de los asistentes al evento ha sido el director del Departamento de Nutrición, Ejercicio y Deporte de la Universidad de Copenhage (Dinamarca), el doctor Arne Astrup, que tras realizar diversos estudios, constata que el consumo de yogur y otros productos lácteos "se asocia a un menor riesgo de aumento de peso y obesidad, y de sufrir enfermedades cardiovasculares".

Ello también reporta resultados "prometedores" para el coste de la sanidad pública, y es que, si el consumo de lácteos fuera más común entre la población, "el ahorro al año sería de 26.000 millones de euros", indica el miembro del Departamento de Nutrición de la Universidad de California-Davis (Estados Unidos), el doctor David McCarron.

Por ello, y ante la evidencia de los beneficios del yogur y los lácteos, la Federación Española de Sociedades de Nutrición (Fesnad) ha elaborado el consenso 'Evidencia científica sobre el papel del yogur y otras leches fermentadas en la alimentación saludable de la población española'.

Ante ello, el miembro de la Universidad de Zaragoza y vicepresidente del comité científico del Congreso Internacional de Nutrición, el profesor Luis Moreno, explica que el objetivo es "destacar beneficios "como una mejor absorción del calcio o una mejor digestibilidad", y concienciar a la población sobre la importancia de incluir el yogur dentro del consumo diario y variado de lácteos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter