Practicar deportes de invierno sin lesiones

El especialista en Traumatología Daniel Cansino
QUIRÓNSALUD
Publicado 15/02/2018 18:36:40CET

SEVILLA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

Daniel Cansino Muñoz-Repiso, especialista en traumatología del deporte de los hospitales Quirónsalud Sagrado Corazón e Infanta Luisa de Sevilla, ha detallado algunas recomendaciones para disfrutar de los deportes de invierno sin lamentar lesiones.

Así, el doctor Cansino señala en un comunicado que, "al tratarse de deportes exigentes tanto desde el punto de vista físico como desde el punto de vista técnico, sería conveniente, antes de comenzar, si es la primera vez que lo hacemos, realizar un entrenamiento físico previo, sobre todo desde el punto de vista aeróbico o cardiorrespiratorio".

Añade que, "una vez estemos en la montaña, debemos estar preparados para afrontar el esfuerzo físico al que debemos someternos", y al respecto apunta también que, en estos deportes, "si no tenemos experiencia y una técnica depurada, intentamos suplirla con un sobreesfuerzo físico que puede ser agotador y llevarnos a cometer errores que nos pueden ocasionar lesiones graves".

El doctor Daniel Cansino señala que estos deportes se pueden comenzar a practicar desde los cuatro años en adelante, sin edad límite. Así, "si nuestras condiciones de salud nos lo permiten y conseguimos una buena técnica, nos podemos permitir practicarlo durante mucho tiempo, si bien es cierto que, a medida que cumplimos años, las condiciones físicas se merman, pero estas pueden suplirse con una buena técnica", según apostilla.

No obstante, es fundamental, según insiste el especialista, "si tenemos alguna enfermedad de base, consultar con nuestro médico para ver si existe alguna contraindicación para la práctica de este tipo de deportes". Del mismo modo, precisa que, "si es la primera vez que lo hacemos, sería conveniente realizarnos un chequeo deportivo, en el que se miden nuestra capacitación para la práctica deportiva, para no correr ningún riesgo".

Sobre las lesiones más frecuentes de estos deportes, el traumatólogo Daniel Cansino explica que "las lesiones ligamentosas y mariscales de rodilla como consecuencia de las caídas son bastante frecuentes", así como "el giro que se produce en la rodilla con el pie fijo por la bota", y "el esquí o la tabla es el mecanismo de producción de este tipo de lesiones". También son "frecuentes las fracturas de tibia y de muñeca como consecuencia de dichas caídas", según agrega.

Desde el Quirónsalud recuerdan además que este deporte se practica en altura, medio en el que la presión parcial de oxígeno es menor, lo que supone que la cantidad de oxígeno que pasa a la sangre disminuye, pudiendo provocar una descompensación en pacientes con algunas cardiopatías como la insuficiencia cardiaca, algunas arritmias o en aquellas personas con algún tipo de enfermedad pulmonar de base que provoque una insuficiencia respiratoria.

Sobre los beneficios que reportan estos deportes, el especialista detalla que, al ser un deporte que se practica al aire libre y normalmente en plena naturaleza, el aire que se respira es mucho más limpio, menos contaminado que el que habitualmente se respira en las grandes ciudades.

Al ser un ejercicio aeróbico, además, "mejora nuestras condiciones físicas y nuestra capacidad cardiopulmonar, se aumenta la producción de glóbulos rojos, es decir, las células sanguíneas que reparten el oxígeno a los tejidos de nuestro organismo", de forma que "muchos deportistas realizan temporadas de entrenamiento en altura para mejorar su rendimiento", según concluye el doctor.