La práctica deportiva durante la infancia favorece el crecimiento y la salud emocional de los niños

Niños Jugando Al Fútbol 7
EUROPA PRESS/COMUNIDAD DE MADRID
Actualizado 10/06/2011 17:28:31 CET

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El médico de la cantera de los Servicios Médicos Sanitas-Real Madrid, Manuel Chamorro, asegura que practicar deporte durante la infancia reduce el riesgo de ser adulto sedentario, al tiempo que favorece el crecimiento y la salud emocional de estos menores.

Así lo asegura este experto, que rechaza "algunas creencias sobre la influencia negativa del deporte" en el desarrollo corporal de los niños. "Es cierto que el estrés físico y emocional en deportes como la gimnasia deportiva o el ballet puede producir alteraciones en la aparición de la menstruación o en su regularidad, pero no está demostrado que estas actividades influyan directamente en la reducción de la estatura final de un adulto".

Por el contrario, insiste, "sí existe una relación directa entre el aumento de la masa muscular del niño o adolescente y el entrenamiento físico realizado".

De hecho, se ha demostrado que favorece el correcto desarrollo de sistemas fisiológicos, como el cardiovascular y el pulmonar, así como el fortalecimiento del sistema músculo esquelético, mientras que otros estudios revelan que "los niños que mantienen una actividad física regular, tienen mejor integración social y menos riesgo de adquirir hábitos poco saludables, como el consumo de alcohol y tabaco".

De este modo, Chamorro defiende la necesidad de "potenciar la función lúdica" del deporte para los niños, sin imponer una actividad y adaptándola a su edad y estado físico.

Asimismo, recuerda que algunos deportes requieren su inicio a edades muy tempranas, "como es el caso de la gimnasia deportiva, el patinaje artístico, los saltos de trampolín y, en general, todos aquellos que requieran una gran destreza técnica además de buenas cualidades físicas".