EL BUEN TIEMPO TRAE APAREJADO UN MAYOR CONTACTO DE PIOJOS

Los piojos afectan al 30% de los niños

Actualizado 24/06/2015 10:41:02 CET

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La pediculosis, o infestación de piojos en el cuero cabelludo, afecta al 30 por ciento de los menores en edad escolar y al 27 por ciento de sus padres, según ha señalado la empresa dedicada a la erradicación de piojos Head Cleaners.

    PIOJOS EN NIÑOS

   Esto se debe a la llegada de la primavera y del buen tiempo, que trae aparejado un mayor contacto de piojos. Además, las temperaturas elevadas, la vida al aire libre y el mayor contacto entre los niños son "el caldo de cultivo ideal" para estos parásitos, ha dicho esta compañía.

   Además, han indicado que los piojos "son más resistentes que antes", pues aguantan temperaturas "de 50 grados centígrados a 30 bajo cero". De este modo, la propietaria de Head Cleaners, Laura Martín, ha asegurado que "a los piojos el buen tiempo también les anima y les activa, y ayuda a la reproducción de estos molestos parásitos y por tanto se incrementa de forma considerable el número de casos de pediculosis".

   Una hembra de piojo puede llegar a poner entre 4 y 10 huevos al día, lo que da lugar a otra nueva infestación. Aquí es donde radica la importancia de acabar con las liendres, ya que de lo contrario, aunque se acabe con los piojos, estas nuevas liendres dan lugar a una nueva generación de piojos, por lo que "se puede caer en una larga espiral de infestaciones y contagio de piojos que puede durar meses", han afirmado.

NO ESTÁ ASOCIADA A LA FALTA DE HIGIENE NI DEPENDE DE LA LONGITUD DEL PELO

   La pediculosis siempre ha estado rodeada de mitos que han sido generados en torno a este problema. Por ello, esta empresa ha destacado que uno de estos mitos que están desterrados hoy en día es que la pediculosis esté asociada a la falta de higiene, ya que no hay relación causal entre infestación por piojos y escasa higiene. También han apuntado que la infestación no depende del largo del pelo ni de la frecuencia de cepillado o del lavado, aunque aseguran que anidan más en las cabezas de las niñas.

   Por otro lado, han indicado que es falso que salten de cabeza en cabeza y que vuelen, aunque han dicho que la realidad es que se contagian de cabello a cabello o por el uso de cepillos, peines, diademas, sombreros o toallas que hayan sido utilizadas por una persona infestada. Tampoco acarrean enfermedades ni representan riesgos para la salud pública, ni son transmitidos por animales.

   Por ello, Martín ha expresado que "hay mucho desconocimiento en torno a esto y sigue siendo un poco tabú en nuestra sociedad". Asimismo, ha señalado que una buena prevención, la vigilancia en casa y en las aulas, el uso de liendreras y un tratamiento aplicado de un modo adecuado "con mucha paciencia y constancia", son fundamentales a la hora de erradicar los piojos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter