Picor por tacto, ¿por qué ocurre?

Picor, picores, ropa
GETTY//KASPIIC - Archivo
Publicado 05/06/2018 8:37:36CET

   MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Para algunas personas, especialmente aquellas que son ancianas, incluso un ligero roce de la piel o el contacto con la ropa pueden provocar una picazón insoportable. Lo que es peor, los tratamientos contra la picazón, incluida la hidrocortisona, no proporcionan mucho alivio para este tipo de picazón.

   Ahora, investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en San Luis, Estados Unidos, han descubierto, en ratones, por qué un toque puede causar un picor tan intenso y, en el proceso, han identificado algunos posibles objetivos terapéuticos.

   Su investigación, publicada este viernes en la revista 'Science', indica que el picor causado por el tacto está directamente relacionado con la cantidad de receptores táctiles incrustados en la piel. Cuantos menos receptores haya, más probable es que el contacto induzca picazón.

   "El prurito causado por el tacto se vuelve más común a medida que envejecemos y es especialmente problemático para las personas con piel seca o que ya sufren de picazón crónica --dice el investigador principal Hongzhen Hu, profesor asociado de Anestesiología e Investigador y líder del trabajo desde el Centro para el Estudio de la Picazón--. Puede ser más que una molestia, y no hay medicamentos disponibles para tratar este tipo de picazón, por lo que queríamos identificar las causas subyacentes con la esperanza de encontrar mejores formas de tratarlo".

UN TIPO DE CÉLULAS, CLAVE PARA INHIBIR LA PICAZÓN

   Estudiando ratones, los científicos descubrieron que la cantidad de receptores táctiles llamados células de Merkel en la piel disminuía a medida que envejecían los animales. También encontraron menos de estos receptores táctiles en animales con piel seca. No tener tantas células de Merkel hizo que los problemas de picazón fueran más probables cuando los animales fueron rozados con un dispositivo de nailon con forma de pelos que los científicos usan para estudiar las respuestas al picor.

   "A medida que el número de células de Merkel disminuyó, los problemas con el picor relacionado con el tacto subieron --resume Hu--. Qué hacen exactamente las células de Merkel no ha estado claro, pero nuestros hallazgos sugieren que ayudan a controlar la respuesta al picor. Cuando pierdes estas células, también se pierde su capacidad de inhibir la picazón".

   En un trabajo adicional, los investigadores recurrieron a ratones genéticamente modificados cuyas células de Merkel podrían activarse con un compuesto químico. Cuando a los animales se les dio el compuesto, era menos probable que se rascaran cuando se les tocaba con un dispositivo similar al pelo. "Esto nos da la esperanza de que, si podemos controlar la actividad de las propias células de Merkel, podemos controlar este tipo de picazón", afirma el primer autor Jing Feng, investigador postdoctoral en la Facultad de Medicina.

   Los investigadores también identificaron un segundo objetivo terapéutico potencial: una proteína en las células de Merkel que parece controlar la picazón. La proteína, llamada Piezo2, se produce en las membranas de las células. En los experimentos con ratones, los científicos descubrieron que la proteína Piezo2 desempeñaba un papel en el control de las células de Merkel a medida que eliminaban el picor.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.