Las personas con trastornos de la conducta alimentaria son vistos como narcisistas y no como pacientes

Atracón, comer, nevera, bulimia
VALYISKAYA SVETLANA - Archivo
Publicado 02/06/2018 8:23:47CET

   MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Las personas con trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son vistos como narcisistas, personas que quieren llamar la atención, y no como pacientes, según ha avisado el psicólogo y director de la Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) de Instituto Centta, Robin Rica, con motivo de la celebración del Día Mundial de Acción para estos trastornos.

   "Aunque se siguen haciendo esfuerzos por parte de los profesionales de distintos ámbitos en la sensibilización y visibilización de la enfermedad mental, éstas continúan manteniendo un alto estigma social entre quienes la padecen. En especial, los trastornos de la conducta alimentaria cuentan con el añadido de ser entendidos erróneamente como que se soluciona de una manera simple: comiendo", ha señalado.

   Y es que, en muchas ocasiones los TCA son entendidos como enfermedades propias de gente superficial sin problemas serios, cosa que está absolutamente fuera de la complejidad de estos trastornos. "Las personas con un trastorno alimentario conviven con un enorme sufrimiento y el impacto de la enfermedad en el funcionamiento familiar también llega a ser devastador", ha añadido el psicólogo.

   Y es que, prosigue, los TCA son enfermedades de gran complejidad que han de entenderse desde la multifactorialidad, dado que influyen desde aspectos socioculturales hasta factores individuales como la personalidad o los neurobiológicos. Además, no hay una única causa que determine la aparición del trastorno, ni siquiera los genes.

   Sin embargo, y a pesar de la realidad "compleja" y multifactorial de estos trastornos, las personas que los sufren a menudo sienten el estigma y el aislamiento de padecer, además de una enfermedad mental, una que se percibe como autoinfligida.

   "Cargan muchas veces con la presión de ser percibidos como narcisistas, personas que quieren llamar la atención y sobre todo como gente que está haciendo eso en una suerte de voluntariedad. Es importante conocer de manera más específica la realidad compleja de estos trastornos y entenderlos como lo que son: algo que la persona que lo sufre no elige y de lo que es muy difícil salir, aunque se puede", ha recalcado el psicólogo.