Los patólogos defienden que el uso de biomarcadores hace "más eficiente" el uso de los fármacos contra el cáncer

Biomarcadores en cáncer
ROCHE
Actualizado 27/05/2013 18:25:08 CET

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

Los avances en biología molecular han permitido identificar biomarcadores en muchos tumores con la consiguiente mejora del pronóstico de los pacientes. Además, permite un "uso más eficiente" de los nuevos tratamientos contra el cáncer, según han destacado los asistentes al XXVI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Anatomía Patológica (SEAP) celebrado en Cádiz.

De hecho, el presidente de esta entidad, Miguel Ángel Piris, ha destacado que estos avances permiten "asignar a cada paciente el medicamento más adecuado", lo que a su juicio "debe ser visto como una forma de optimizar su uso".

Por ello, ha reconocido que sería "un error" que "las restricciones en el gasto afectaran negativamente a las pruebas que ayudan a saber si un paciente va a ser sensible a un tratamiento".

Prueba del éxito de los nuevos biomarcadores ha sido la historia natural del cáncer de mama HER2 positivo, ha destacado este experto, ya que se trata de un tipo de tumor muy agresivo cuya tasa de supervivencia se ha multiplicado gracias al abordaje con anticuerpos que actúan sobre las vías de señalización de esta proteína cuando está sobreexpresada en la superficie de las células.

Además, los expertos han destacado la mejora de la relación entre oncólogos y patólogos, como ha destacado el doctor Federico Rojo, patólogo y director científico del Biobanco de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, ya que "se ha establecido entre ambas especialidades un nuevo diálogo a otro nivel, una conversación que antes no existía".

"Los patólogos participamos ahora de forma más concreta en las decisiones que se toman en el manejo de algunos tipos de cáncer", reconoce, algo que ha suscrito también el doctor Joan Albanell, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital del Mar de Barcelona.

"El ejemplo más claro es que la SEAP y la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) vienen trabajando conjuntamente para elaborar consensos para la determinación de biomarcadores que son imprescindibles para la selección del tratamiento adecuado", ha destacado.

En el simposio de Cádiz también ha participado el doctor Hartmut Koeppen, del Departamento de Investigación en Anatomía Patológica de Genentech, en San Francisco (EE.UU), quien ha destacado un cambio general en el papel del patólogo.

"Ha quedado atrás la época en que su principal responsabilidad era lograr un diagnóstico a partir de los resultados de una biopsia. En este momento, el patólogo ha ampliado su campo de acción del diagnóstico al tratamiento al contribuir con sus estudios a la toma de decisiones terapéuticas", ha dicho.