Contador

El parásito Leishmania se adapta a cambios ambientales amplificando cromosomas

Leishmania
CRG BARCELONA
Actualizado 23/11/2017 14:05:23 CET

BARCELONA, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

Científicos del Centro de Regulación Genómica (CRG) de Barcelona y del Institut Pasteur de París han descubierto que el parásito de Leishmania, que afecta a 12 millones de personas, se adapta a cambios ambientales incorporando más cromosomas de los que debería, ha publicado la revista 'Nature Ecology & Evolution'

Este descubrimiento sobre la "inestabilidad genómica" --con variaciones en el número de cromosomas que se conocen como aneuploidías y son parecidas a las que se dan en tipos de cáncer--, y su conocimiento contribuirá a identificar los mecanismos que facilitan la resistencia al tratamiento en infecciones de este parásito en humanos, así como descubrir nuevos biomarcadores para mejorar el diagnóstico y el pronóstico en pacientes.

El estudio, en el que han colaborado investigadores del Instituto de Medicina Tropical de Antwerp (ITM) y de la Universidad de Montpellier, ha desarrollado nuevas técnicas para la genómica comparada basadas en las últimas técnicas de secuenciación y en análisis in-sillico, y muestra por primera vez una relación entre los cambios en el número de copias de un cromosoma y la selección de nuevos alelos importantes para la supervivencia del parásito.

Entre las observaciones de los científicos, han destacado como la más sorprendente el descubrimiento de que la Leishmania consigue combinar la selección de alelos y el mantenimiento de una gran diversidad genética, ya que, normalmente, estos dos procesos suelen ser excluyentes y se esperaraba que un parásito sometido a una fuerte selección perdiera su diversidad genética.

ENFERMEDADES INFECCIOSAS

El estudio "demuestra que el genoma del parásito evoluciona muy rápido", ha destacado el director de la Unidad de Parasitología Molecular en el Institut Pasteur, Gerald Späth, que ha encabezado la parte experimental del estudio, y ha considerado que el futuro de la investigación en Leishmania debería realizarse de forma más integradora, que considere las interacciones genéticas entre el parásito, el vertebrado huésped y el insecto vector.

La leishmaniasis es una de las cinco enfermedades infecciosas consideradas como más importantes a nivel mundial, con una estimación de 350 millones de personas con riesgo de infección, y es resultado de la infección de unos parásitos unicelulares que se adaptan a un gran número de huéspedes, en los que crecen en el interior de las células del sistema inmunitario, principalmente en los macrófagos, causando diversas patologías que pueden llevar a su muerte.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter