OMS: La esperanza de vida saludable en África ha subido de 51 a 54 años desde 2012

Centro de ébola de MSF en Sierra Leona
ANNA SURINYACH/MSF - Archivo
Publicado 30/08/2018 13:02:03CET

Advierten de que, no obstante, la "mala prestación" de servicios sanitarios "amenaza" estos avances

MADRID, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo informe de la Oficina Regional para África de la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestra una "gran mejora" en la salud de las personas que viven en el continente africano. Por ejemplo, recoge que la esperanza de vida saludable aumentó de 50,9 a 53,8 años entre 2012 y 2015 (últimos datos disponibles), lo que representa el aumento más elevado de cualquier región del mundo en este periodo.

Sin embargo, también advierten de que este logro "solo se puede sostener y expandir si los países mejoran significativamente la forma en que brindan servicios de salud esenciales a las personas que más los necesitan".

El informe 'El estado de la salud en África', que ha sido presentado este miércoles en la 68ª Sesión del Comité Regional de la OMS para África, proporciona una visión general del estado de salud en la región, los servicios sanitarios que las personas más necesitan, el desempeño de sus sistemas de salud y, en última instancia, analiza los impactos que estos tienen en la salud de los africanos.

Según destaca el texto, publicado en la página web de la OMS, las enfermedades que afectan a los africanos están cambiando. Las principales siguen siendo las infecciones de las vías respiratorias inferiores (laringe, tráquea, bronquios, pulmones y diafragma), el VIH y las enfermedades diarreicas.

De hecho, los países africanos se han centrado sistemáticamente en la prevención y el tratamiento de este trío de condiciones a través de programas especializados. La recompensa ha sido una disminución significativa en las muertes debido a estas enfermedades: 50 por ciento menos de carga en las principales enfermedades desde el año 2000; y las tasas de mortalidad por esta causa han disminuido de 87,7 a 51,1 muertes por 100.000 personas entre 2000 y 2015.

Esta tendencia continúa, con datos sobre la esperanza de vida saludable que muestra una mejora continua. "Me enorgullece que los africanos vivan vidas más largas y más saludables. Casi tres años de salud extra es un regalo que nos enorgullece a todos. Por supuesto, esperamos que estos avances continúen y que la región alcance los estándares globales", señala el doctor Matshidiso Moeti, director regional de la OMS para África.

"HAY QUE ATENDER TODAS LAS ENFERMEDADES"

Nuevamente, puntualizan que la cobertura sanitaria universal requiere que se mejoren "todas las enfermedad que afectan a una población, no solo las prioritarias". Las enfermedades crónicas como la enfermedad cardiaca y el cáncer ahora se están cobrando más vidas en personas de 30 a 70 años de África: tienen una probabilidad de uno entre cinco de morir a causa de una enfermedad no transmisible.

Además, en su documento la OMS lamenta que los países "no están proporcionando servicios esenciales a dos grupos de edad críticos: adolescentes y ancianos". "A medida que la población envejece en África, los ancianos necesitan más cuidados. Sin embargo, casi un tercio de los encuestados en el informe destacó la ausencia de servicios para las personas mayores en sus países", apuntan.

"Los servicios sanitarios deben mantenerse al día con la evolución de las tendencias de salud. Antes nos enfocábamos en enfermedades específicas, ya que causaban un número desproporcionado de muertes. Hemos tenido éxito deteniendo estas amenazas y, ahora, la salud de las personas ahora es desafiada por una amplia gama de enfermedades. Necesitamos desarrollar un enfoque nuevo y más holístico de la salud", valora Moeti.

ESCASA EFICACIA DE LOS SISTEMAS SANITARIOS

El informe concluye que el estado de salud de los africanos está más relacionado con la eficacia de sus sistemas sanitarios. Pese a todo, la OMS cuantifica que tanto los sistemas en su conjunto, como los profesionales, las instituciones y los recursos necesarios funcionan sloo al 49 por ciento de su capacidad potencial.

Su funcionamiento en África (una medida integrada de la capacidad del país para mejorar el acceso a los servicios, la calidad de la atención, la demanda comunitaria de servicios y la resistencia a los brotes) es bajo en todas estas dimensiones, pero particularmente en las áreas de acceso a los servicios y poder de combatir las epidemias. "Los sistemas de salud todavía no están brindando a las personas la gama de servicios que necesitan, y no pueden soportar las crisis", señalan desde la OMS.

Por eso, reclaman una mayor inversión en personal sanitario, así como adecuar las instalaciones para que estén más cercanas a los ciudadanos. Y es que, en promedio, detallan que solo hay 2 médicos y 15,5 camas de hospital por cada 10.000 personas.

"El gasto en salud es bajo y el aumento de las inversiones es importante, pero no solo se trata de cuánto se gasta, sino en qué", comentan. Un examen del vínculo entre la inversión y el bienestar mostró que trece países gastaron menos de 256 euros pero tuvieron expectativas de vida saludables comparables a los países que gastaron más de 425 euros.

De media, el 39 por ciento de los presupuestos de salud se gastan en productos médicos, mientras que el gasto en personal de salud (14%) y en infraestructura (7%) es bajo. Para contextualizar este dato, un análisis de los patrones de gasto revela que los países con sistemas de salud con buenos resultados invierten hasta un 40 por ciento en contratación de profesionales y un 33 por ciento en infraestructura.

Contador