Nuevo objetivo para reducir el riesgo de osteoporosis en los hombres

Cara, hombre, foto
PIXABAY
Publicado 01/02/2018 7:11:32CET

   MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores han identificado un nuevo regulador del metabolismo de la vitamina D al que poder dirigirse para reducir el riesgo de osteoporosis en los hombres que se someten a la terapia para el cáncer de próstata, según revela un artículo publicado en 'Journal of Molecular Endocrinology'. Los reducidos niveles de hormonas sexuales en los hombres, causados por la terapia del cáncer de próstata pueden llevar a niveles más bajos de vitamina D, lo que a su vez aumenta el riesgo de fracturas óseas.

   Este estudio ha identificado un vínculo previamente desconocido entre los niveles de hormonas sexuales masculinas y la vitamina D que puede tener un valor terapéutico futuro para tratar las deficiencias relacionadas de la vitamina. Las hormonas sexuales masculinas, o andrógenos, además de regular el desarrollo sexual masculino, también participan en el mantenimiento del equilibrio en otros procesos corporales, incluido el metabolismo.

Los niveles más bajos de andrógenos se han vinculado con un mayor riesgo de fractura ósea y el desarrollo de osteoporosis en los hombres. Los niveles de andrógenos en los hombres pueden verse disminuidos por una variedad de factores, como el envejecimiento normal o por algunos tratamientos farmacológicos, incluida la terapia contra el cáncer de próstata.

   Dado que el cáncer de próstata afecta aproximadamente a uno de cada nueve hombres y se sabe que la deficiencia de vitamina D es un factor de riesgo común para fracturas óseas y osteoporosis en desarrollo, el presente estudio tuvo como objetivo investigar el vínculo entre los cambios en los niveles de andrógenos y la función normal de la vitamina D.

   El doctor Eui Ju Hong y sus colegas de la Universidad Nacional de Chungnam, en Corea del Sur, investigaron los efectos del aumento o la disminución de los niveles de la hormona sexual masculina en varios marcadores diferentes de la función de la vitamina D, en cultivos celulares y en modelos experimentales de ratones.

NUEVAS VÍAS PARA COMBATIR LA DEFICIENCIA DE VITAMINA D

   El equipo descubrió que una deficiencia de hormonas sexuales masculinas se correlacionaba con niveles elevados de una enzima que inactiva la vitamina D, lo que reduce su actividad normal. Su trabajo demostró que los niveles de esta enzima aumentaban en presencia de otra proteína, el receptor de progesterona. Estos receptores elevan directamente los niveles de la enzima que inactiva la vitamina D cuando los niveles de andrógenos son bajos y, por lo tanto, podrían ser un nuevo objetivo para tratar la deficiencia de vitamina D en pacientes con niveles bajos de andrógenos

   Eui Ju Hong señala: "Los niveles reducidos de hormonas sexuales pueden ser causados por el envejecimiento normal o la terapia antihormonal utilizada para tratar el cáncer de próstata, por lo que este descubrimiento abre nuevas vías para combatir la deficiencia de vitamina D. Los suplementos de vitamina D pueden ser más eficaces si se combinan con bloqueadores del receptor de progesterona, lo que podría reducir los riesgos de fracturas óseas y otras complicaciones relacionadas".

   El doctor Hong y su equipo ahora están interesados en investigar cómo este papel previamente desconocido de los receptores de progesterona puede afectar al metabolismo de la vitamina D en las mujeres, particularmente durante el embarazo. "La deficiencia de vitamina D en el embarazo está relacionada con un mayor riesgo de complicaciones, incluido crecimiento óseo anormal del bebé, diabetes y bajo peso al nacer. Sabemos que los niveles del receptor de progesterona suben durante el embarazo, por lo que este hallazgo puede tener importantes implicaciones para la salud sobre la efectividad de los suplementos de vitamina D en mujeres embarazadas, particularmente en aquellas con mayor riesgo", concluye.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.