Nueve asociaciones del sector primario o de padres de alumnos se unen para reclamar la educación nutricional obligatoria

Publicado 30/04/2018 18:16:07CET

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

Nueve asociaciones del sector primario, la industria alimentaria, los chefs europeos, los consumidores y los padres de alumnos se han sumado al grupo de trabajo impulsado por ARVI, la mayor asociación pesquera española, y forman parte del Proyecto EduKsano (pronunciado
Educasano), cuyo objetivo final es lograr que se incorpore la Educación Nutricional como asignatura obligatoria en los planes de estudios de Educación Primaria y Secundaria.

En concreto, estas nueve asociaciones son la Confederación Española de Consumidores y Usuarios (CECU), la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA), la Comunidad Europea de Cocineros (EURO-TOQUES), la Federación Nacional de Asociaciones Provinciales de Empresarios Detallistas de Pescados y Productos Congelados (FEDEPESCA), la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores (FNCP), la Fundación de Rendimiento Económico Mínimo, Sostenible y Social (FREMSS), la Organización Interprofesional Agroalimentaria del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC), la Organización de Productores Pesqueros de Lugo (OPP-LUGO) y la Cooperativa de Armadores de Pesca del Puerto de Vigo (ARVI)

Les aúna el interés por promover la alimentación saludable a través de la educación como "medio de favorecer que las futuras generaciones adopten una dieta saludable que ponga freno a problemáticas como al sobrepeso y la creciente obesidad infantil, y para reconducir los malos hábitos alimentarios de buena parte de la población española".

Su principal reto es trasladar al Gobierno y a las Administraciones Públicas autonómicas la necesidad de instaurar una Ley Básica de ámbito estatal que permita incluir una asignatura obligatoria sobre educación nutricional en los cursos de Primaria y Secundaria.

Un modelo educacional que Japón puso en marcha en 2005 y que va cosechando resultados, según los organizadores. El llamado shokuiku llegó al país nipón en forma de Ley Básica, con la que se implantó una asignatura obligatoria en los cursos de infantil y primaria. Con esta iniciativa, Japón ha logrado situarse como el país con menor tasa de obesidad mundial.

Así, los socios del proyecto EduKsano han planteado una estrategia inicial en su primera reunión de trabajo y barajan diferentes iniciativas y actividades para concienciar a las administraciones públicas de la necesidad de incluir la educación nutricional como asignatura obligatoria de los estudiantes de Primaria y ESO, como fórmula eficiente de corregir problemas como el sobrepeso y la obesidad.

Entre las actividades previstas destacan un estudio comparativo del modelo japonés y la elaboración de un informe independiente sobre la dieta de los españoles y la incidencia del nivel de consumo de alimentos básicos y saludables (vegetales, carne y pescado) en aspectos como la obesidad, las enfermedades cardiovasculares o la diabetes.