TRAS 37-38 SEMANAS DE GESTACIÓN

Nacer antes de tiempo, un factor de riesgo de TDAH

Parto, nacimiento
FLICKR/GEORGE RUIZ
Publicado 25/08/2015 13:53:11CET

   LONDRES, 25 Ago. (Reuters/EP) -

   Actualmente se sabe que los bebés prematuros tienen más probabilidades de desarrollar un trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), pero ahora un trabajo de la Universidad de Turku (Finlandia) ha demostrado que el riesgo también es mayor en aquellos que nacen apenas un mes antes de que se complete la gestación.

   En concreto, según los resultados publicados en la revista 'Pediatrics', se ha visto que el riesgo también se incrementa entre los prematuros tardíos (34-36 semanas) y los que nacen cuando comienza el noveno mes de gestación.

   Los investigadores utilizaron tres registros de salud de Finlandia para identificar un total de 10.321 niños diagnosticados con TDAH que habían nacido entre 1991 y 2005. Los investigadores compararon a cada niño con TDAH con cuatro niños sin este trastorno pero del mismo sexo, edad y lugar de nacimiento.

   Los registros incluían datos sobre la edad gestacional al nacer, que se calculó utilizando la última menstruación de la madre y la ecografía que se realiza en el primer trimestre de embarazo.

   Los resultados mostraron que la edad, el consumo de tabaco u otras sustancias durante el embarazo, ser madre primeriza, el estado civil y la edad del padre condicionaron la edad gestacional, el peso al nacer y el riesgo de desarrollar TDAH.

   Y al comparar la mayor probabilidad de este trastorno mental y la edad gestacional, vieron que el riesgo era cada vez mayor a medida que el bebé nacía antes de cumplir las 40 semanas de gestación.

   Así, los bebés que nacían tras 25 semanas de gestación eran 5 veces más propensos (un riesgo 500% mayor) de sufrir TDAH con respecto a los nacidos a las 40 semanas, mientras que entre los que nacían en la semana 38, el riesgo también existía pero era sólo un 12 por ciento mayor.

   Del mismo modo, se vio que el peso al nacer también se asoció a un mayor o menor riesgo de TDAH aunque los autores reconocen que esto no es sorprendente ya que hay estudios previos que habían apuntado a esta relación.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.