Primeros pasos en el ‘running’

Mujeres que corren

Actualizado 21/04/2014 13:46:15 CET
Mujeres que corren, correr, jogging, footing, running
Foto: GETTY/MONKEYBUSINESSIMAGES

MADRID, 19 Abr. (Infosalus/EP) -

   La famosa frase 'correr es para cobardes' puede encontrar hoy en día más que una sonrisa, una burla por parte de quien la escucha. La práctica del 'running' recibe cada vez más apoyos desde los ámbitos deportivo, clínico y científico e incluso puede dar lugar a una reflexión sobre cómo ponerlo en práctica si además es una mujer la que corre.

   Cuando comenzó a correr, Cristina Mitre, autora de 'Mujeres que corren' (Temas de Hoy, 2014) y directora de la sección de belleza, salud y fitness de la revista Elle España, no encontró ningún manual de 'running' para las dudas más frecuentes que a una mujer se le plantean a la hora de correr como forma de mantenerse en forma. Cinco años después, la periodista ha pasado de no saber nada sobre el tema a publicar un texto de referencia sobre esta actividad enfocada al público femenino.

   El libro recoge el proceso por el que ha pasado su autora de la nada a la participación en maratones populares. "Correr es algo más que correr, es conocer la importancia de la nutrición, de los ejercicios de fuerza o del descanso y descubrir los importantes beneficios que tiene también en lo psicológico", apunta.

   Mitre señala que el 'running' tiene muchas ventajas frente a otros sistemas de ejercicio físico ya que se puede practicar en solitario o en compañía, en una franja horaria amplia, la equipación tiene un coste reducido y no es necesario tener conocimientos técnicos elevados. "Es un deporte que permite lo que se denomina 'conciliar' porque se adapta al ritmo de vida de cada persona".

   Según apunta la autora, el 'running' no es una cuestión de moda sino de salud ya que es uno de los ejercicios físicos más favorables para fomentar la salud cardiovascular. Además, correr posee otros beneficios colaterales como poner en marcha una alimentación más saludable, descansar más y sobre todo sentir una amplia satisfacción personal derivada de una mayor fuerza de voluntad para superar los límites personales y la vida sedentaria.

PRIMEROS PASOS EN EL 'RUNNING'

   Mitre, que lidera el movimiento social 'mujeres-que-corren.com' para promocionar el deporte entre las mujeres y recaudar fondos para la investigación de la leucemia infantil, ofrece algunos consejos básicos para quienes quieran comenzar a correr:

   1. Empezar poco a poco: las primeras sesiones deben combinar el caminar, con la marcha y un poco de 'running' para ir progresivamente aumentando la intensidad del ejercicio.

   2. Equiparse bien: hay que emplear zapatillas adecuadas para correr que se adapten al tipo de pisada propia, los kilómetros que se corren, el peso de la persona y la superficie por la que se va a correr.

   3. Crear el hábito: hacen falta 21 días para crear un hábito, es fundamental crear la costumbre de realizar el ejercicio en determinados días o a unas horas concretas, en función de la organización del tiempo de cada persona.

   4. Determinar qué tipo de 'runner' somos: hay quien corre de forma establecida distintos días de la semana o también están aquellas personas a las que les gusta ponerse retos y apuntarse a carreras populares.

   5. Enganchar a otras amigas: la mejor forma de comenzar es salir a correr acompañadas de una amiga, una vecina o compañeras de trabajo. De esta forma existe un apoyo mutuo para crear el hábito.

   6. No perder de vista la hidratación: si lo recomendable es tomar 8 vasos de agua al día, si se corre esta cantidad debe ser superior en los días del ejercicio. El primer indicador de la deshidratación es la sed y como regla general cuanto más clara sea la orina más hidratado está el organismo.

   7. Descansar lo necesario: entre 7 y 9 horas de sueño diarias ayudarán al organismo a recuperarse y, sobre todo, no hay que salir todos los días a correr, lo ideal es realizar este ejercicio al menos 3 días a la semana durante un mínimo de 20 minutos.

   8. No saltarse comidas: la más importante es el desayuno, está comprobado que si perdemos esta comida aumenta la ingesta global diaria de calorías. Hay que comer de todo y es aconsejable hacerlo al menos 5 veces al día para evitar los picos de hambre y mantener equilibrados los niveles de insulina en el organismo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter