MÁS RIESGO DE MORTALIDAD TEMPRANA

La mitad de los nuevos casos de VIH en España se diagnostican tarde

Actualizado 07/10/2014 9:07:58 CET

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un estudio realizado por expertos de la Red de Investigación en Sida ha puesto de manifiesto que la mitad (50,2%) de los nuevos casos de VIH en España se diagnostican tarde, lo que incrementa el riesgo de mortalidad temprana, según los datos presentados en el V Congreso Nacional del Grupo de Estudio del Sida de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) que se celebra en Sitges (Barcelona).

En el estudio se analizaron los 5.062 nuevos diagnósticos de VIH reclutados entre 2004 y 2011 en la Cohorte de la Red de Investigación en Sida (CoRIS), en la que participan 28 centros públicos: 27 hospitales y un Centro de diagnóstico de infecciones de transmisión sexual (ITS).

De estos nuevos casos, la mayoría eran hombres (82%), infectados por transmisión sexual (54% de hombres que tienen sexo con hombres y 35% personas heterosexuales) y españoles (70%). El 36 por ciento fueron diagnosticados con 31 y 40 años de edad, y el 30 por ciento con más de 40 años.

El estudio reveló con claridad que la mortalidad y, especialmente, la mortalidad temprana (en el año posterior al diagnóstico), son más elevadas en los pacientes con diagnóstico tardío.

A lo largo del seguimiento se produjeron 185 muertes, siendo la tasa de mortalidad muy superior en los pacientes con diagnóstico tardío (2,1 frente a 0,3 por 100 personas y año), y la causa de muerte más frecuente fue VIH/sida (51%), especialmente en los pacientes con diagnóstico tardío (55% frente 18%).

Al analizar la mortalidad temprana, las diferencias se acentúan, dándose 115 muertes en el año posterior al diagnóstico (5,1 frente a 0,3 por 100 personas-año), y las muertes por VIH/sida fueron más frecuentes (72% frente a 17%).

Los factores asociados al diagnóstico tardío fueron ser hombre (frente a ser mujer); ser heterosexual y usuario de drogas inyectables (frente a homosexual); tener mayor edad; presentar un menor nivel de estudios; y ser subsahariano y latinoamericano frente a ser español.

Todos los especialistas coinciden en la conclusión de que "el porcentaje de personas con diagnóstico tardío de su infección por VIH es muy elevado, y se concentra en algunos grupos de población, manteniéndose constante en estos años".

Por ello, "y dado que implica una elevada mortalidad, especialmente temprana y asociada a sida", estos autores insisten en la necesidad e importancia de diseñar y desarrollar estrategias que fomenten el diagnóstico precoz del VIH.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter