El microbioma está relacionado con la obesidad, cáncer y enfermedades cardiovasculares o neurodegenerativas

Microbioma
PIXABAY
Publicado 10/05/2018 14:14:04CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El microbioma está relacionado con la obesidad, cáncer y enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas o respiratorias, según se recoge en el primer 'Informe Anticipando' realizado por el Observatorio de Tendencias de Medicina Personalizada de Precisión (MPP) de la Fundación Instituto Roche.

Y es que, se sabe que algunas enfermedades de la cavidad oral, como la gingivitis, pueden relacionarse con partos prematuros o bajo peso al nacer si se producen durante el embarazo, debido a la reacción inmune del organismo frente a las bacterias causantes de estos problemas.

Además, en otros estudios, se ha observado que las bacterias presentes en las heces de los niños en su primer mes de vida podrían indicar si ese menor será asmático en el futuro o que las bacterias presentes en la saliva pueden utilizarse como marcadores de determinados tipos de cáncer.

El microbioma es el conjunto de comunidades microbianas, sus genes y metabolitos que colonizan nuestro organismo, tienen un comportamiento simbiótico y mutualista y son imprescindibles para su correcto funcionamiento.

En este sentido, el primer informe recoge de manera sintética y asequible los avances que se están produciendo en el conocimiento del microbioma y su estrecha relación con la Medicina Personalizada de Precisión.

"Pretende mejorar nuestra salud y corregir situaciones de enfermedad de forma individualizada, con las mejores herramientas diagnósticas y, en su caso, con medidas preventivas y terapéuticas adaptadas a cada individuo", ha explicado el jefe de Servicio de Microbiología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid y coordinador del trabajo, Rafael Cantón.

De hecho, prosigue, el microbioma tiene un papel importante en lo que respecta a la Medicina Personalizada de Precisión, el equilibro del microbioma (estado de eubiosis) debe preservarse, ya que su alteración (disbiosis) conduce a diferentes patologías bien locales como la enfermedad inflamatoria intestinal y el cáncer colorrectal, o sistémicas como alergias, asma, enfermedades del sistema nervioso central o metabólicas de diferente naturaleza.

"Así, la medicina personalizada de precisión conllevará la caracterización del microbioma en cada individuo con la utilización de herramientas diagnósticas de última generación que nos permitan aplicar medidas terapéuticas para restaurar el microbioma sano y prevenir su alteración", ha apuntado Cantón.

Por su parte, el director del Instituto de Investigación del Hospital Universitario 12 de Octubre (i+12), Joaquín Arenas, ha aseverado que las evidencias actuales en cuanto a la implicación del microbioma en la salud humana, y su potencial en el diseño de nuevos productos o estrategias diagnósticas y terapéuticas, anticipan que la incorporación de medidas preventivas basadas en el microbioma (junto con otras ciencias ómicas) contribuirán a la configuración de la atención médica personalizada y de precisión del futuro.

Todo ello, a su juicio, contribuirá a avanzar en la personalización del abordaje de la salud y la enfermedad en cada paciente, incrementando la eficacia de las intervenciones, reduciendo simultáneamente los efectos adversos, así como los costes de la atención sanitaria y contribuyendo por tanto a la configuración de la atención médica personalizada del futuro.

"La Estrategia Nacional de Medicina Personalizada de Precisión es una necesidad para la aplicación del conocimiento de la Medicina Genómica a la práctica clínica. Así, dicha estrategia debería incorporar el estudio del microbioma en relación con la salud y su influencia en el desarrollo de enfermedades intestinales y sistémicas como es el caso de patologías metabólicas, alérgicas y asma o de enfermedades del sistema nervioso central, incluyendo enfermedades neurodegenerativas como son el Alzheimer, el Parkinson y la Esclerosis Múltiple", ha apostillado Arenas.

Finalmente, la directora gerente de la Fundación Instituto Roche, Consuelo Martín de Dios, ha insistido en que la evidencia científica demuestra que el microbioma podrá servir para clasificar pacientes o como factor predictivo de respuesta a tratamientos, entre otras aplicaciones.

"Cuando hablamos de Medicina Personalizada de Precisión hablamos también de este campo, y de cómo el análisis de los microorganismos que pueblan nuestro organismo estará incorporado en estrategias de prevención, diagnóstico y tratamiento de áreas tan distintas como la Oncología, la Neumología o la Ginecología y Obstetricia", ha zanjado.