El método 'Endobarrier' permite al 87% de los diabéticos tipo II mejorar sus niveles de glucosa en sangre

Actualizado 07/07/2015 14:54:09 CET

MADRID, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

El método 'Endobarrier', aplicado por el Instituto de Obesidad, permite al 87 por ciento de los pacientes con diabetes tipo II mejorar sus niveles de glucosa en sangre.

Y es que, diferentes estudios han demostrado que el desarrollo de la diabetes se asocia no sólo con la obesidad, sino que, también, con el aumento de peso y la duración del mismo. De hecho, la obesidad incrementa los trastornos metabólicos que se asocian con la diabetes tipo 2, y aumenta de manera significativa la morbilidad y mortalidad.

En este sentido, el método ' Endobarrier' se basa en la inserción de una funda dentro de la primera parte del intestino delgado. La intervención, dada su sencillez, se puede realizar de manera ambulatoria con una duración de una hora, reduciendo así la mortalidad de la cirugía de la diabetes.

Concretamente, con su implantación, el paciente obtiene una mejora inmediata de la glucosa en sangre, comenzando a perder peso en las primeras dos semanas después de su colocación. Al mismo tiempo, se configura como una técnica reversible que no altera la anatomía del paciente de modo permanente, retirándose al final del periodo de tratamiento, que tiene una duración aproximada de 12 meses.

La extracción se realiza, también, a través de endoscopia y, según ha informado el Instituto de Obesidad, a los seis meses del inicio del tratamiento los pacientes han experimentado una pérdida aproximada de 20 kilogramos, sin presentar ninguna complicación ni molestias.