Contador

El método Apollo es eficaz en pacientes obesos con opciones limitadas

Obesidad, obesidad
REUTERS
Publicado 09/05/2017 7:42:36CET

   MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

   Un nuevo estudio revela que los individuos que luchan con la obesidad que no son candidatos para la cirugía de pérdida de peso pueden beneficiarse sustancialmente de la gastroplastia endoscópica de manguito no quirúrgico (ESG, por sus siglas en inglés), también conocido como método Apollo, según una investigación que se presenta en la Semana de la Enfermedad Digestiva (DDW, por sus siglas en inglés) 2017, una reunión internacional de médicos, investigadores y académicos en los campos de gastroenterología, hepatología, endoscopia y cirugía gastrointestinal, que se celebra hasta el martes en Chicago, Illinois, Estados Unidos.

Los pacientes que se sometieron a ESG --un procedimiento realizado a través de la boca con un endoscopio para dar al estómago una forma como de "acordeón" mediante la sutura de pliegues para reducir su tamaño-- logró mayor pérdida de peso que la banda laparoscópica, pero menos pérdida de peso que la cirugía gastrectomía en manga laparoscópica. Los pacientes que recibieron tratamiento endoscópicamente tuvieron estancias hospitalarias más cortas y costos más bajos que los que recibieron cirugía laparoscópica.

   "La obesidad sigue siendo un problema en Estados Unidos y es una epidemia que se está propagando rápidamente en todo el mundo --afirma la autora principal del estudio, Reem Z. Sharaiha, profesora asistente de Medicina en 'Weill Cornell Medicine' y médico asistente en 'New York-Presbyterian/Weill Cornell Medical Center'--. Nuestra investigación, la primera en comparar estos tratamientos, demuestra que la gastroplastia endoscópica con manguito es segura y eficaz para ayudar a los pacientes a llevar una vida más saludable y debe considerarse como otra herramienta disponible para los clínicos y pacientes en la lucha contra la obesidad".

   La doctora Sharaiha siguió a 278 pacientes sometidos a ESG (91 pacientes), gastrectomía laparoscópica con manguito (120 pacientes) o bandas laparoscópicas (67). Durante el periodo de seguimiento de un año, los pacientes acudieron a un centro académico de excelencia bariátrica como parte de su tratamiento.

MENOS COMPLICACIONES

   En el seguimiento de un año, los pacientes que eligieron la cirugía de gastrectomía laparoscópica con manguito obtuvieron el mayor porcentaje de pérdida de peso corporal total de un 29,28 por ciento, comparado con el 17,57 por ciento de los pacientes con gastroplastia endoscópica y el 14,46 por ciento con los pacientes con bandas laparoscópicas. Los pacientes que recibieron tratamiento endoscópico tuvieron menos complicaciones (1 por ciento) que los que recibieron tratamiento quirúrgico (10 por ciento para la gastrectomía laparoscópica con manguito y 11 por ciento para la banda laparoscópica).

   La doctora Sharaiha señala que estos hallazgos no sugieren que la gastroplastia endoscópica con manguito tenga que reemplazar a los dos tratamientos quirúrgicos como intervenciones de pérdida de peso. Sin embargo, estos resultados demuestran que la gastroplastia endoscópica con manguito es otra posibilidad que deben considerar los pacientes y los proveedores de atención médica al analizar las opciones.

   Mientras que la gastroplastia endoscópica con manguito se realiza con un dispositivo endoscópico a través de la boca, la gastrectomía laparoscópica de la manga implica una incisión quirúrgica pequeña en el vientre para colocar un tubo en el abdomen para permitir que los doctores reduzcan el volumen del estómago. Con la banda laparoscópica, los médicos insertan un tubo a través de una incisión en el vientre para colocar una banda alrededor del estómago, restringiendo la ingesta de alimentos.

   El equipo también informó de que los pacientes con gastroplastia endoscópica con manguito solían abandonar el hospital el mismo día del tratamiento, mientras que los pacientes gastrectomizados con manguito mediante laparoscopia permanecieron durante aproximadamente tres días y los pacientes con bandas laparoscópicas durante un día y medio.

   Al examinar el costo, los investigadores vieron que la gastroplastia endoscópica con manguito tuvo el costo más bajo, con un costo de procedimiento institucional promedio de 12.000 dólares, en comparación con los 22.000 dólares de la gastrectomía laparoscópica con manguito y 15.000 dólares para las bandas laparoscópicas.

   "Durante años, los pacientes que buscaban intervenciones para bajar de peso tenían opciones limitadas porque no podían tolerar o no querían cirugía, o ni siquiera era una opción para ellos --agrega Sharaiha--. Nuestra investigación muestra que la gastroplastia endoscópica con manguito puede ser el tratamiento que han estado buscando, es menos invasiva que la cirugía y ayuda a alcanzar sus metas de salud".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter