Aprender a gestionar la ira

Claves para superar las 7 situaciones más irritantes de las vacaciones de verano

Turistas en la playa
Foto: CEDIDA
Actualizado 01/08/2014 13:07:25 CET

MADRID, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Salir de la rutina en vacaciones puede llevarnos a estados emocionales muy poco saludables, debido a situaciones irritantes como atascos, contratiempos o pasar 24 horas conviviendo con la familia.

   Con el fin de sobrellevar mejor estas circunstancias, los expertos de la escuela TISOC Coaching han redactado un recetario con siete recomendaciones de cara a las vacaciones durante el verano.

   El 'coach' de Salud de TISOC Antonio Gutiérrez opina que "si eres de los que se altera con facilidad te invito a que reflexiones si realmente vale la pena. La ira tiene consecuencias negativas que pueden ir desde estropearnos el día a auténticas lesiones en el corazón. Y en todos los casos los grandes perjudicados por nuestra ira somos nosotros mismos".

   Si encuentras atasco en la nacional, Gutiérrez aconseja que te preguntes si realmente puedes hacer tú algo para que el atasco monumental en el que estás metido desaparezca sin más. Como sabes que no, procura reservar tu subidón de adrenalina para otro momento en el que sea más útil. "Especular con lo que hubiera sucedido si hubieras llegado a tu destino en hora es un pensamiento estéril que solo servirá para enfurecerte", recuerda.

"EVITA ACUMULAR LOS MALOS ENTENDIDOS CON LA FAMILIA POLÍTICA"

   En caso de irte de vacaciones con tu familia política, evita que se acumulen los malos entendidos y no te vayas a la cama sin hablar las cosas y cuando hables con ellos, céntrate en lo sucedido recientemente. No vale remontarse al pasado remoto. Lo que pasó, pasó, "no le des más vueltas", advierte el 'coach'.

   Por otro lado, por motivos de trabajo no es costumbre pasar las 24 horas del día con la pareja, por lo que también puede llegar a cansar. El experto recomienda que antes de entrar en cólera por un comentario incisivo de tu pareja practiques la 'Técnica del Tres', que consiste en formularse tres preguntas: ¿quién es mi pareja?, ¿cómo está en este momento?, ¿cómo estoy yo ahora? "Esta sencilla técnica ayudará a analizar la situación con algo de distancia y a no precipitarnos".

   Si llegas a una playa o restaurante llenos de gente, "seamos honestos", ya sabías que ibas a encontrarte con esto en agosto así que "enfréntate a tu enfado". No justifiques tu ira e intenta disciplinar tu mente antes del próximo exabrupto.

"NO PAGUES LOS ENFADOS CON LOS NIÑOS"

   Por su parte, los niños pueden hacernos perder la paciencia cuando estamos junto a ellos durante todo el día, debido a sus travesuras y salidas de tono. Antes del ataque de nervios recordemos que "los niños se comportan como niños". Además, en muchos casos nuestras acciones iracundas se proyectan sobre personas que poco tienen que ver con nuestro ánimo, sobre los más débiles. Gutiérrez aconseja que "se procure tomar conciencia de la ira desplazada" para que los niños no sean los perjudicados.

   En relación a las reservas que hemos hecho para las vacaciones, han podido haber errores. Para afrontarlos, "hay que expresar nuestros sentimientos para que la ira reprimida no se quede dentro".

   Por último, no es ninguna novedad que los precios estén "inflados" por la temporada alta. El coach adivina que probablemente sueñes con cogerte vacaciones en octubre, cuando la playa está desierta y hay jugosas ofertas para viajar. Pero estás de vacaciones en agosto, en plena temporada alta, y pagando una pequeña fortuna por cada día de hotel. Probablemente las circunstancias personales y profesionales obligan a la hora de escoger fecha. "Hazte un favor, deja de quejarte e incide en lo positivo, las vacaciones son un auténtico lujo que no todo el mundo puede disfrutar", aconseja.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.