La mayoría de los bebés prematuros todavía están expuestos a antibióticos temprano

Madre y bebé
PIXABAY - Archivo
Publicado 01/06/2018 7:12:43CET

   MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La mayoría de los bebés prematuros, que corren el riesgo de sufrir sepsis, pero no tienen una confirmación de infección del cultivo, continúan recibiendo antibióticos tempranos en los primeros días de vida, un hallazgo que sugiere que se necesitan esfuerzos de administración de antibióticos neonatales para ayudar a los médicos a identificar a los bebés con el menor riesgo de infección para evitar la exposición innecesaria a antibióticos.

   Los antibióticos se usan comúnmente en unidades de cuidados intensivos neonatales. La terapia antibiótica empírica (temprana, sin confirmación del cultivo) se administra con frecuencia a los bebés con muy bajo peso al nacer (menos de 1.500 gramos) cuando nacen debido a su riesgo de sepsis combinada con la inestabilidad clínica de los bebés prematuros. Estudios previos sugieren que estos antibióticos administrados para proteger a los bebés también están vinculados con riesgos potenciales.

   En el trabajo se analizó a un total de 40.364 bebés con muy bajo peso al nacer, incluidos 12.947 bebés con muy poco peso al nacer (menos de 1.000 gramos), que sobrevivieron al menos un día en 297 hospitales entre 2009-2015. El estudio usó una base de datos administrativa

   Se midió el suministro de antibióticos dentro de los primeros tres días de vida y antibióticos posteriormente durante más de cinco días, así como las tendencias en el tiempo en la iniciación temprana de antibióticos y la duración desde 2009-2015. Fue un estudio observacional, por lo que los investigadores del Hospital Infantil de Filadelfia, en Estados Unidos, no intervinieron a los fines del análisis y no pueden controlar las diferencias naturales que podrían explicar los hallazgos del trabajo.

   La mayoría de los bebés prematuros tomaron antibióticos temprano (78,6 por ciento de los recién nacidos de muy bajo peso al nacer y el 87 por ciento de los recién nacidos de muy bajo peso al nacer) y las tasas de iniciación de la terapia antibiótica temprana empírica no cambiaron con el tiempo.

   Los científicos reconocen entre las limitaciones del estudio que la base de datos no contenía información para comparar la gravedad de la enfermedad o información temprana de los bebés para identificar a los bebés con infecciones confirmadas por cultivo y que los hospitales en el sur de Estados Unidos estaban sobrerrepresentados.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.