Más del 30% de los españoles consume menos líquido diario de lo recomendado, según estudio

Actualizado 23/03/2010 13:03:39 CET

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El 36 por ciento de los españoles declara consumir menos líquidos de la cantidad diaria recomendada por especialistas e instituciones nacionales y europeas de salud, según un estudio elaborado por Millward Brown que analiza las percepciones sociológicas sobre hidratación en España, Reino Unido, Alemania, Francia, Bélgica, Polonia y Grecia.

Esta situación resulta más preocupante en el caso de los hombres, ya que este porcentaje llega al 43 por ciento frente a un 30 por ciento en las mujeres. En cuanto a los ciudadanos europeos que declaran tomar menos líquidos son los griegos --con 1,9 litros-- y los británicos -- con 2,2 litros-- frente a los alemanes (2,7 lt) que se sitúan en primera posición. Los españoles se sitúan en una media de 2,3 litros diarios por persona.

Por otra parte, el 68 por ciento de los europeos considera que beber en distintos momentos del día, así como beber sin tener sed (62%) son hábitos saludables para obtener una buena hidratación. Asimismo, el 48 por ciento señala que beber líquidos contribuye a evitar dolores de cabeza y la resaca, mientras que al 46 por ciento le permite estar más despejado.

Las diferentes motivaciones de los consumidores son determinantes a la hora de elegir una bebida. Por ejemplo, el agua embotellada se identifica como la mejor opción para saciar la sed y refrescar, mientras que los refrescos, además de quitar la sed, se vinculan al sabor y el placer.

Por su parte, el vino y la cerveza con alcohol se asocian principalmente a reuniones entre amigos. Además, el consumo de bebidas también varía geográficamente: así por ejemplo, el 85 por ciento de los griegos declara consumir agua del grifo frente al 5 por ciento de los polacos, y el 64 por ciento de los belgas prefiere consumir agua mineral frente al 21% de los británicos.

El decantarse por una u otra bebida depende del momento del día: los zumos y la leche son los favoritos en el desayuno; té y café a media mañana; refrescos y vinos a la hora de la comida y la cena; y bebidas alcohólicas y cervezas a última hora del día. El agua se consume a lo largo de todo el día, aunque si es embotellada se ingiere principalmente por la mañana y en el almuerzo.

El Comité Científico de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) recuerda que, además de saciar la sed, ingerir a diario una cantidad adecuada de líquido mejora los niveles de hidratación, lo cual es fundamental para tener un buen estado de salud. Así, recomienda la ingesta de 1,5 litros diarios de líquido en el caso de las mujeres y 2 litros en el caso de los hombres.

Además, el 78 por ciento de los encuestados cree que las bebidas carbonatadas hidratan menos que otras. Lo mismo ocurre con las bebidas con azúcar y cafeína, de las que un 90 por ciento y un 25 por ciento respectivamente consideran que no hidratan. Sin embargo, desde la EFSA, se explica que todos estos tipos de bebidas aportan agua y en el caso de los deportistas es imprescindible que tengan una cantidad de azúcar para desarrollar la actividad física.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.