Las madres con preeclampsia pueden tener problemas décadas después del parto

Parto, nacimiento
FLICKR/GEORGE RUIZ
Publicado 28/08/2017 7:44:34CET

MADRID, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo estudio que se publica en la edición de septiembre de 'Mayo Clinic Proceedings' ha encontrado que un trastorno que amenaza la vida de algunas mujeres embarazadas y el feto puede continuar poniendo a la madre en riesgo más adelante en la vida. Investigadores de la Clínica Mayo encontraron que las mujeres con antecedentes de preeclampsia son más propensas a sufrir aterosclerosis --endurecimiento y estrechamiento de las arterias-- décadas después de su embarazo.

La preeclampsia -una enfermedad que se da en mujeres embarazadas comúnmente caracterizada por presión arterial alta-- por lo general se muestra a las 20 semanas de embarazo y puede ocurrir de repente o desarrollarse lentamente. La complicación plantea una preocupación para la madre y el feto y afecta a entre el 2 y el 7 por ciento de los embarazos.

"Hemos detectado que la preeclampsia sigue a las madres mucho tiempo después del nacimiento de su hijo --advierte la autora principal de la investigación, Vesna Garovic, de la División de Nefrología e Hipertensión de la Clínica Mayo, en Rochester, Minnesota, Estados Unidos--. La buena noticia es que podemos usar estos hallazgos para aplicar intervenciones para los factores de riesgo antes de que se presente la enfermedad cardiovascular".

El equipo de investigación identificó a 40 mujeres posmenopáusicas con antecedentes de preeclampsia y 40 mujeres con historial de embarazos normotensos --o presión arterial normal-- utilizando los registros de salud del Proyecto de Epidemiología de Rochester, una colaboración de los servicios de salud del sur de Minnesota y el oeste de Wisconsin.

MAYOR GROSOR DE LA PARED ARTERIAL

Se midió el espesor íntima-media de la arteria carótida, o el grosor de las paredes arteriales, además de realizarles análisis de sangre. El grosor de la pared arterial de las mujeres con antecedentes de preeclampsia fue significativamente mayor que aquellas con embarazos normotensos, unos hallazgos que se hicieron eco en un estudio de diez textos.

"Incluso, sin antecedentes de eventos cardiovasculares, las mujeres que han tenido preeclampsia durante la gestación se enfrentan a un mayor riesgo de aterosclerosis décadas más tarde durante sus años posmenopáusicos --detalla Garovic--. Esto hace que la preeclampsia sea una complicación del embarazo que se extiende mucho más allá de la gestación".

Se necesita más estudio sobre las mujeres con antecedentes de preeclampsia, según considera la doctora Garovic, y entiende que las evaluaciones deben continuar hasta que las mujeres lleguen a la edad avanzada, donde pueden llegar a ser evidentes otras complicaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter