La lluvia de estas semanas y la llegada del calor aumentarán la incidencia de las alergias

Alergia, alergia y estrés
FLICKR
Publicado 01/06/2018 13:24:03CET

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las lluvias caídas durante estas últimas semanas y la llegada del calor hacen prever que la incidencia de las alergias será mayor que en 2017, tal y como ha avisado la responsable de Alergología de los hospitales universitarios HM Montepríncipe y HM Puerta del Sur, la doctora María Muñoz Pereira.

Sobre todo, del "alérgeno que más problemas provoca en esta época del año", el polen, ha especificado la doctora Muñoz. La mayor parte de las alergias al polen en España las provoca el olivo, el ciprés, las gramíneas, el plátano de sombra y algunas malezas que se pueden encontrar en setos y jardines.

Por lo tanto, y en contra de lo que pueda pensarse, su incidencia es mayor en ciudades que en el entorno rural. Las razones hay que buscarlas en la contaminación y, en especial, a las partículas diésel.

"La contaminación existente en las ciudades y en las zonas más urbanas provoca una mayor agresión de las vías respiratorias, lo que potencia la acción de los alérgenos", ha indicado la experta.

No obstante, también existen "factores alimentarios, higiénicos, predisposición genética e incluso estilos de vida que favorecen la aparición o el agravamiento de las alergias".

¿CÓMO SE TRATA LA ALERGIA?

Lo primero que debe tenerse en cuenta son las medidas preventivas de exposición al polen más comunes, como no acudir a los lugares donde puede haber mayor concentración al polen, y evitar salir al exterior los días secos y ventosos.

Por otro lado, en la actualidad existen multitud de aplicaciones informáticas y páginas web que informan de los niveles diarios de alérgenos en cada zona.

"Se trata de unos buenos instrumentos para tomar algunas precauciones como evitar las zonas más expuestas, usar filtros para el coche o no tender la ropa en las horas de mayor índice", ha mostrado la experta.

Aun con la existencia de filtros y tratamientos tópicos para evitar o bloquear la acción de los alérgenos, cuya eficacia es controvertida desde un punto de vista científico, lo más efectivo "es la inmunoterapia, la vacunación", ha dicho la doctora.

En el caso de la rinoconjuntivitis o asma causados por pólenes, epitelios y hongos, o en las alergias provocadas por el veneno de himenópteros, es decir, insectos como abejas, avispas u hormigas, existen vacunas específicas que han demostrado su eficacia en más de un 80 por ciento de los casos.

En cuanto a los tratamientos sintomáticos de la alergia, tanto preventivos como las mascarillas como sintomáticos como los medicamentos, la especialista explica que se ha avanzado mucho en este sentido.

"Hoy en día contamos con numerosos tratamientos para evitar el contacto con los alérgenos, como mascarillas, colirios y sprays nasales que, por su composición lipídica, ejercen un efecto barrera. Asimismo, para tratar los síntomas disponemos de jarabes antihistamínicos, colirios, sprays nasales e inhaladores bronquiales", ha indicado la doctora Muñoz.

Sin embargo, la experta ha recomendado, tanto a los diagnosticados de alergia como a los que sospechan que puedan serlo, que acudan a un alergólogo para someterse a revisión. "Se trata de enfermedades que progresan causando complicaciones otorrinolaringológicas y en las vías respiratorias bajas", ha concluido.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.