Liberia recupera sus sistemas de salud tras el brote de Ébola 2014

Epidemia de Ébola en Monrovia, capital de Liberia
JOHN MOORE/GETTY IMAGES
Publicado 21/02/2018 7:14:35CET

   MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Los efectos del brote de la enfermedad del virus del Ébola (EVD) en 2014-2015 se sintieron no solo directamente en los 28.616 casos de EVD y 11.310 muertes, sino también indirectamente, a través de la interrupción en la prestación de asistencia sanitaria en Sierra Leona, Guinea, y Liberia, los países más gravemente afectados por el brote.

   En un artículo de investigación publicado esta semana en 'PLOS Medicine', Bradley H. Wagenaar, del Departamento de Salud Global de la Universidad de Washington, en Estados Unidos, y sus colegas cuantifican las pérdidas de resultados del sistema de salud en Liberia durante e inmediatamente después del brote de EVD, y la recuperación de los sistemas de salud en los dos años siguientes.

   Wagenaar y sus colegas utilizaron datos del sistema de información de salud (RHIS, por sus siglas en inglés) de 379 establecimientos de salud del sector público en Liberia, desde enero de 2010 hasta diciembre de 2016, para realizar un análisis de series cronológicas de los cambios en diez indicadores esenciales del servicio de atención primaria: visitas clínicas; vacuna del bacilo de Calmette y Guérin (BCG), vacunas contra el sarampión, primeras vacunas pentavalentes, primeras visitas de atención prenatal (ANC, por sus siglas en inglés), partos atendidos, visitas de atención postnatal (PNC, por sus siglas en inglés) dentro de las seis semanas de nacimiento, tratamientos de terapia combinada basados ??en artemisinina (ACT) para la malaria; infecciones respiratorias (IRA) tratadas y dosis de acetato de medroxiprogesterona.

   Los científicos encontraron que cuatro meses después del brote (septiembre de 2014), los resultados de los servicios de salud cayeron entre un 67,3 por ciento (vacunas contra el sarampión) y 35,2 por ciento (primeras visitas ANC) en comparación con el mes anterior al brote (mayo de 2014). Los resultados del sistema de salud comenzaron a recuperarse después de un mínimo en agosto de 2014, con cada resultado del sistema excediendo las tendencias pronosticadas para el ébola durante tres meses consecutivos para noviembre de 2016.

   Sin embargo, los resultados del sistema de salud son de tiempo limitado y se estimó una interrupción de 776.110 visitas clínicas, 24.449 vacunas BCG, 9.129 vacunas contra el sarampión, 12.941 primeras vacunas pentavalentes, 5.122 partos institucionales, 17.191 visitas de atención postnatal en las seis semanas de nacimiento, 101.857 tratamientos ACT, y 45.024 tratamientos de infecciones respiratorias agudas. Los efectos de algunas de estas pérdidas (por ejemplo, patologías prevenibles mediante vacunas debido a la falta de vacunas) pueden persistir en los próximos años.

   Los autores señalan varias limitaciones de este estudio, incluido el impacto desconocido de la epidemia de EVD en la calidad de la conservación de registros, cambios desconocidos en la calidad de la atención, la exclusión del condado de Montserrado y la exclusión de los datos de VIH y tuberculosis. Aun así, los autores señalan que este análisis proporciona lecciones importantes sobre cómo prepararse y recuperarse de brotes a gran escala y otras interrupciones en los sistemas de salud.

   Los investigadores concluyen: "Se necesitan inversiones mantenidas en el fortalecimiento del sistema de salud del sector público en todos los países afectados por EVD para cerrar las brechas en Atención Primaria que se produjeron durante el brote de EVD y construir sistemas de Atención Primaria de salud capaces de mitigar los efectos colaterales de la próxima epidemia emergente".

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.